El día que Puigdemont quemó las naves

El 26 de octubre del 2017 será recordado por la indecisión del president. Tras la mediación del lendakari Urkullu, estaba dispuesto a variar el rumbo suicida del procés y convocar elecciones autonómicas, pero los suyos le llamaron judas y traidor, se echó atrás y precipitó la DUI. Todo lo que pasó después comenzó aquel jueves de tensión suprema