Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana se sienten agraviadas por la desescalada, y la ministra Montero pide lealtad

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Los presidentes de las comunidades, Ayuso, Juanma Moreno y Ximo Puig, han pedido a Sánchez que se revise el plan, que deja algunos de sus territorios fuera de la fase 1

10 may 2020 . Actualizado a las 21:38 h.

La Comunidad Valenciana, MadridAndalucía han trasladado hoy al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su malestar por que no todos sus territorios hayan avanzado a la fase 1 de la desescalada. Tanto el presidente andaluz, Juanma Moreno, como el valenciano, Ximo Puig, así se lo trasladaron durante la novena videoconferencia de presidentes autonómicos para abordar la crisis sanitaria del coronavirus.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha pedido el paso de la región a la fase 1 de la desescalada para reactivar la economía después del «zarpazo» que ha supuesto el coronavirus. Díaz Ayuso ha aprovechado para criticar la campaña que ha lanzado el PSOE para tachar de «ejemplo de gestión ineficaz e irresponsable» el trabajo de la Comunidad de Madrid en la lucha contra la pandemia. Ha recordado la presidenta regional las palabras del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, que le ha atribuido a ella «la responsabilidad directa de las muertes en Madrid». «Es muy duro tener que escuchar eso cuando desde la primera videoconferencia, y los presidentes son testigos, he defendido la sanidad, la vida y he pedido refuerzos para ello», ha resaltado. Ha sostenido que «es evidente que Madrid necesita dar un paso adelante» y pasar a la fase 1 de la desescalada porque, entre otras cuestiones, cuenta con el 60 por ciento de las grandes empresas y es un «motor económico que es bueno para que todos los demás sigan funcionando».

En el caso de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se «estudie de nuevo» el plan que presentó el gobierno valenciano para que toda la comunidad y que se «revierta lo más pronto posible» la decisión de que 14 departamentos sigan en fase 0. «Lealtad no es sumisión», ha subrayado.