Alemania advierte: «Quien se contagie durante sus vacaciones no debe esperar que nos preocupemos de traerle de vuelta»

El ministro de Exteriores advirtió que no se repatriará a quienes se infecten por viajar al extranjero


colpisa

 Alemania puso este domingo su índice sobre una de las derivadas del proceso de apertura de fronteras, ahora mismo en marcha en Europa con la mirada puesta en la recuperación de la economía y el turismo. Una derivada sobre la que todavía no ha hablado ningún otro Gobierno comunitario: ¿qué sucederá con los compatriotas que viajen a zonas de ocio en el extranjero en caso de que surja un nuevo brote de coronavirus y se infecten?, ¿se organizarán operativos de repatriación como los que la mayoría de países llevaron a cabo al comienzo de la pandemia en marzo? El Ejecutivo germano dice que no.

El ministro de Exteriores, Heiko Maas, advirtió que este verano no habrá operación alguna de repatriación organizada por el Gobierno germano para traer de vuelta a casa a sus turistas que puedan haberse infectado con el coronavirus en sus destinos en el extranjero. «Quien se infecte en sus vacaciones no debe esperar que nos preocupemos de traerle de vuelta a Alemania», señala Maas en el dominical Bild am Sonntag. «Naturalmente, en casos graves nuestras representaciones en el extranjero están dispuestas a ayudar dentro de sus labores consulares, pero el Gobierno no volverá este verano a enviar aviones especiales para repatriar turistas», subraya el ministro. Algunos analistas interpretan ya este aviso como una llamada de atención a los alemanes a fin de que no descuiden las medidas sanitarias frente al virus, no cometan imprudencias y examinen bien la situación de los lugares a los que viajarán. También supone una clara invitación a practicar el turismo interior, que tendrá un enorme peso en la reactivación de la economía nacional.

Tras la explosión de la pandemia a nivel mundial, Alemania organizo el pasado mes de marzo el regreso por vía aérea de más de 240.000 nacionales que habían quedado varados en todo el mundo tras el cierre de aeropuertos y fronteras. Pero aunque la cancillería dice que no habrá dispositivos especiales, la aerolínea alemana Lufthansa sí ha anunciado una «garantía de retorno» para todos los clientes que utilicen sus aparatos para viajar de vacaciones estivales, en caso de un brote de coronavirus en su destino turístico. «Al que quiera retornar a Alemania le traeremos de vuelta. Da igual que no le dejen entrar en su destino por presentar una elevada temperatura corporal, le obliguen a guardar una cuarentena o porque en el país de destino se produzca un brote del virus. En todos esos casos hay garantizado un vuelo de retorno», afirmó el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, en el dominical Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung.

Lufthansa ha perdido desde que surgió la pandemia un millón de euros por hora y esta semana pasada llegó a un acuerdo con el Ejecutivo germano para beneficiarse de una operación de rescate de 9.000 millones. La mayor aerolínea de Europa aspira a recuperar el 90% de su plan de vuelo anterior a la crisis para septiembre. Alemania levantará el próximo día 15 las restricciones generalizadas para viajar en toda Europa, pero las mantendrá activas en el caso de Noruega y España; en este caso, por un procedimiento de reciprocidad que se anulará cuando nuestro país abra las fronteras.

Los Estados germanos también se preparan para recibir visitantes en los próximos meses. Con reservas de lugares en la playa a través de una aplicación móvil, el de Schleswig-Holstein quiere garantizar el respeto de las normas de higiene y distancia física, convencido de que la 'seguridad sanitaria' será el criterio clave de miles de personas para elegir destino.

Última hora de la pandemia en el mundo | Israel frena su desescalada tras el repunte de contagios

La Voz

Nueva Zelanda regresa a la normalidad: ya no tiene ningún afectado. El Reino Unido ha registrado hoy su número más bajo de casos y fallecimientos desde que decretó el confinamiento

La pandemia ha dejado ya más de 400.000 víctimas mortales y poco más de siete millones de personas contagiadas en todo el mundo, según el último balance de la Universidad Johns Hopkins. De acuerdo con los datos actualizados a las 7.00 horas de hoy lunes, el balance global asciende a 7.015.128 casos y 402.285 víctimas mortales en 188 países y territorios, según recoge Europa Press. El total de recuperados supera los 3,14 millones, con Estados Unidos al frente de la lista, con 506.367 personas curadas, seguido por Brasil, con 283.952 pacientes salvados, y por Rusia, con 226.272.

Seguir leyendo

Comentarios

Alemania advierte: «Quien se contagie durante sus vacaciones no debe esperar que nos preocupemos de traerle de vuelta»