Alemania prohíbe una manifestación negacionista contra las medidas anticovid

El Gobierno central y los regionales debaten reinstaurar la cuarentena obligatoria para los viajeros que lleguen de países o lugares de riesgo

Manifestación en Berlín contra las restricciones anticovid del Gobierno alemán
Manifestación en Berlín contra las restricciones anticovid del Gobierno alemán REUTERS
Berlí

1.576. Son las nuevas infecciones por coronavirus detectadas en Alemania en las últimas 24 horas, según el instituto epidemiológico Robert Koch. La máxima entidad sanitaria en la gestión de la pandemia ha contabilizado tres muertos más en el país, donde ya han fallecido 9.280 personas debido al covid-19. Pese a ello, y a que en Alemania en ningún momento ha habido confinamiento generalizado, parte de la población rechaza las medidas adoptadas, por considerar que violan sus derechos fundamentales. Ahora, las autoridades de Berlín han prohibido una manifestación multitudinaria convocada para el próximo fin de semana, después de la que congregó el pasado 1 de agosto a unas 20.000 personas, entre comerciantes descontentos, antivacunas, partidarios de teorías conspiranoicas y ultraderechistas. Todos sin mascarillas y apiñados.

«Los participantes acuden luego al trabajo o se desplazan en transporte público y ponen en peligro a todos los de su entorno, dado que no respetaron las medidas de higiene y seguridad», argumentó ayer el alcalde de la capital alemana, el socialdemócrata Michael Müller. Sin duda el tema de las manifestaciones anti restricciones estará presente en el encuentro que celebran hoy la canciller Angela Merkel, el ministro de Salud, Jens Spahn, y los líderes de las 16 regiones del país. No obstante, la cita tiene como principal objetivo modificar la actual gestión de los viajeros.

Ayer Spahn anunció su intención de suprimir el test en aeropuertos, autopistas y estaciones para todos los que lleguen de alguno de los cerca de 140 países o regiones considerados de riesgo por el Robert Koch. En vez de las pruebas, el ministro conservador pretende reinstaurar la cuarentena obligatoria que regía hasta julio. Eso sí, con la posibilidad de librarse de ella al realizarse un test con resultado negativo efectuado como pronto cinco días después del ingreso en Alemania. Además, dejarán de ser posibles las pruebas voluntarias y gratuitas para el resto de los viajeros.

Esto se debe a que los laboratorios y médicos germanos están al borde de sus capacidades, habiendo realizado unos 900.000 test solo la semana pasada, el doble de lo normal, y acercándose peligrosamente al límite de los 1.200.000 disponibles, explicó Spahn. «Tras el esfuerzo realizado en la pausa estival, llega el momento de regresar al régimen anterior y reservar las pruebas a las personas con síntomas o que han estado en contacto con contagiados, así como a los sanitarios, cuidadores y gente dependiente», sostuvo el ministro.

Comentarios

Alemania prohíbe una manifestación negacionista contra las medidas anticovid