A los peces les sienta bien la cerveza

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

CARMELA QUEIJEIRO

AZTI demuestra que lenguados, doradas y truchas pueden comer pienso preparado con restos de bagazo y levadura usados para elaborar esa bebida

30 ago 2020 . Actualizado a las 19:01 h.

No es broma. Cuando millones de personas aún paladean las refrescantes cervezas tan propias del verano, una investigación del centro tecnológico vasco AZTI revela un uso sorprendente de parte de los subproductos empleados en elaborar esa milenaria bebida alcohólica fermentada a partir de cebada, aunque en el mercado también la hay sin alcohol. No es que los peces se vayan de cañas, pero los científicos han comprobado, literalmente, que a estos animales «también les gusta la cerveza». Más que agradarles, que quizá también, y sin que conste que se les suba a la cabeza, han comprobado que les sienta bien como alimento. Tanto que la comida del pienso cervecero es igual a la que nutrición habitual de lenguados y doradas de acuicultura marina y de truchas de crianza en agua dulce.

AZTI ha empleado bagazo y levadura, dos residuos generados al producir la cerveza, como ingredientes del nuevo pienso de la acuicultura. «Los análisis sensoriales que hemos realizado nos han permitido demostrar que no existen diferencias entre los peces alimentados con los nuevos ingredientes y los ejemplares alimentados mediante piensos comerciales», afirma David San Martín, responsable de Life Brewery, el proyecto europeo que ha descubierto cómo aprovechar los más de seis millones de toneladas de bagazo y el millón de toneladas de levadura que hasta ahora no se reutilizan.

Esos sobrantes en la elaboración de cerveza se pueden aprovechar porque los científicos han desarrollado un proceso de deshidratación bajo en carbono, mediante una «combinación innovadora de tecnologías mecánicas y térmicas». Además han optimizado la formulación de los piensos acuícolas para incorporarles esos subproductos.