La Unión Europea pedirá un «reseteo» de la relación con Estados Unidos

Europa guarda silencio a la espera de los resultados electorales definitivos

POOL

Berlín / E. La Voz

El tsunami generado por la incertidumbre que vive Estados Unidos en los momentos previos a conocerse el ganador definitivo de los comicios presidenciales apenas se ha dejado notar en Europa en forma de marejadilla. Los Estados miembro del bloque comunitario reaccionan en su mayoría con cautela y con confianza en las instituciones del otro lado del Atlántico, sin mensajes provocadores ni apuestas prematuras por un ganador, pero a la vez con un explícito deseo de mejorar unas relaciones trasatlánticas, que se han visto muy tocadas durante el mandato de Donald Trump.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, aseguró en una entrevista en TVE que, gane quien gane las elecciones en Estados Unidos, la Unión Europea y España «van a pedir un reseteo de las relaciones» y una revisión de «muchas normas que nos parece que no son justas». Laya hizo referencia a asuntos no solo en materia comercial y de aranceles, sino también en cuestiones como el cambio climático, el acuerdo nuclear con Irán o las negociaciones de desarme con Rusia. Para la titular de Exteriores, es «preocupante» el discurso de Donald Trump, que pasa «por encima las instituciones» y las cuestiona.

Por su parte, el Ejecutivo alemán mostró su habitual prudencia en referencia a un socio político y comercial clave para el país. «El Gobierno confía en las instituciones democráticas y del Estado de derecho de Estados Unidos», respondió el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, al ser preguntado sobre si Berlín prepara para las próximas semanas diferentes escenarios ante un posible caos político en ese país. «Toca esperar», reiteran, y aseguran que la canciller Angela Merkel se pronunciará «a su debido momento».

Incluso Orbán es prudente

Incluso el Gobierno húngaro, cercano a Donald Trump, trató los últimos acontecimientos con cautela. «No juzguemos a EE.UU., ellos eligen a sus líderes», enfatizó el primer ministro húngaro, el ultranacionalista Víktor Orbán. «Respetemos y no caigamos en el error de calificar a otros. A pesar de que Trump no lo hacía, sus antecesores demócratas sí, y pensaban que EE.UU. es un estándar moral», dijo el dirigente a la radio pública Kossuth. Orbán fue en la campaña electoral del 2016 el único líder de la Unión Europea que apoyó a Trump.

El jueves, la Comisión Europea mostró su confianza en que el «robusto» sistema estadounidense pueda resolver cualquier queja o disputa sobre los resultados de las elecciones. «Corresponde al sistema estadounidense lidiar con cualquier disputa o queja que pueda surgir sobre el proceso», dijo el portavoz jefe de la institución, Eric Mamer. Bruselas esperará «como todo el mundo» al anuncio de los resultados para hacer valoraciones, aseguró el representante comunitario.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La Unión Europea pedirá un «reseteo» de la relación con Estados Unidos