Los maquinistas desconvocan las cinco jornadas de huelga, pero obligan a Renfe a reponer el nivel de servicios previo a la pandemia

También arrancan el compromiso de contratar más personal y mejorar el mantenimiento de los trenes

El tren Avril de ancho variable llegará tarde a la apertura de la línea gallega. En la imagen, el modelo de ancho fijo que se prueba en el AVE a Galicia
El tren Avril de ancho variable llegará tarde a la apertura de la línea gallega. En la imagen, el modelo de ancho fijo que se prueba en el AVE a Galicia

Horas después de que el Ministerio de Transportes comunicara el decreto de servicios mínimos ante la convocatoria de cinco jornadas de huelga por parte del sindicato de maquinistas (Semaf), los representantes de este grupo de trabajadores llegaban ayer por la noche a un acuerdo con la dirección de Renfe para desconvocar los paros, que estaban previstos para el próximo día 16 y para el 2, 3, 9 y 10 de marzo. El sindicato que representa a 4.200 de los 5.000 conductores de trenes en la plantilla de Renfe logró arrancar varios compromisos relevantes a la operadora ferroviaria pública, entre ellos que después de la pandemia se vuelva al nivel de servicios que había antes de la crisis sanitaria, pues existía el temor de que la empresa aprovechara para desmantelar frecuencias de servicio público con escasa demanda. La dirección de Renfe también garantiza la seguridad operacional de los trenes, para lo que mejorará su sistema de mantenimiento ante el gran número de incidencias que se producen a diario, especialmente en las cercanías catalanas. 

También se pone solución al problema del relevo generacional y se acuerda adelantar la formación de nuevos maquinistas, lo que permitirá las movilidades internas y agilizará la salida de personal prevista para los próximos años. La escasez de maquinistas es uno de los problemas que afecta a la operadora y que puede agravarse con la entrada de competencia en varias líneas de alta velocidad.

El Semaf aseguró en un comunicado que desconvoca los paros con el fin de no ahondar en las dificultades que ya padecen los usuarios por la actual reducción de trenes y circulaciones respecto al pasado ejercicio. La empresa se compromete a trasladar a «ámbitos superiores» ciertas inquietudes del sindicato relacionadas con las obligaciones de servicio público y la liberalización de la larga distancia y alta velocidad.

 Renfe tenía prevista la suspensión de la circulación de 894 trenes, 259 AVE y larga distancia, con más de 30.000 viajeros afectados, así como 894 de media distancia, servicios que en muchos casos se han reducido a la mitad por las restricciones de movilidad de la pandemia.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los maquinistas desconvocan las cinco jornadas de huelga, pero obligan a Renfe a reponer el nivel de servicios previo a la pandemia