Casado y su equipo evitan hacer autocrítica tras su debacle en Cataluña

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

El líder del PP, Pablo Casado, y la candidata a las elecciones catalanas por Lérida, Marisa Xandri, este jueves en un acto en Castellnou de Seaba (Lérida)
El líder del PP, Pablo Casado, y la candidata a las elecciones catalanas por Lérida, Marisa Xandri, este jueves en un acto en Castellnou de Seaba (Lérida)

La portavoz popular en el Congreso, Cuca Gamarra, pide no sacar del «contexto» catalán el mal resultado electoral. Opinión: Casado se instala en el fracaso. Por Fernando Hidalgo

15 feb 2021 . Actualizado a las 16:13 h.

«Enhorabuena a S. Illa por su resultado y gracias a los catalanes que confían en el PP y en un gran político como Alejandro Fernández en una situación tan compleja. Es muy mala noticia la victoria del independentismo, pero seguiremos trabajando para fortalecer el constitucionalismo». Este mensaje publicado en Twitter en la medianoche del domingo al lunes es la única valoración oficial hecha pública por el líder del PP, Pablo Casado, sobre las elecciones catalanas. Y no contiene ninguna referencia crítica explícita a la suerte sufrida por su partido, que sufrió un muy mal resultado: perdió uno de sus cuatro escaños y fue sobrepasado por Vox.

Los populares, con Alejandro Fernández, como candidato, aspiraban a formar grupo parlamentario propio. No lograron sus objetivos. Ni aguantaron el tirón de los de Abascal ni pescaron en la hecatombe de Ciudadanos.

El PP no reúne a su ejecutiva para hacer la valoración oficial hasta mañana, martes, pero varios de los integrantes del círculo más próximo a Casado sí se han manifestado en varios medios de comunicación. Y también han rehuido la autocrítica.

El número dos del partido, el secretario general Teodoro García Egea, compareció en rueda de prensa en la misma noche electoral. Tras el varapalo electoral, evitó cuestionar el rumbo fijado y aseguró que el PP no iba a «cambiar el rumbo». También dijo que España «necesita más que nunca el proyecto» de Casado.

Esta mañana portavoces del núcleo duro del político palentino, como Pablo Montesinos o Javier Maroto, han salido a la palestra para negar que el mal resultado en Cataluña ponga en cuestión el liderazgo del presidente del PP porque estos comicios, argumentan, no son extrapolables a nivel estatal. Maroto incluso ha achacado la caída en votos y escaños a la trascendencia de la declaración judicial de Luis Bárcenas. «Que hayamos tenido el nombre de Bárcenas en todos sitios afecta electoralmente. Ha estado, pero para aportar nada nuevo», dijo el portavoz popular en el Senado.

Su compañera en el Congreso, Cuca Gamarra, también ha evitado la autocrítica y ha aludido al extesorero como posible causa del retroceso en apoyos. También ha citado a la alta abstención provocada por la pandemia como factor. La riojana ha pedido que la valoración sobre los resultados catalanes no salga «de ese contexto». Y se ha dirigido a Vox -una de las grandes triunfadoras- para que «lo ocurrido en esa comunidad no afecte al resto de comunidades y a los acuerdos». El PP gobierna en Madrid, Andalucía y Murcia en coalición con Ciudadanos y con el apoyo parlamentario de la formación que preside Santiago Abascal.

Santiago Abascal e Ignacio Garriga celebraron los resultados electorales de Cataluña

El centroderecha catalán se hunde y Vox suma más escaños que Cs y PP juntos

Nacho de la Fuente

Vox entra vigoroso en el nuevo Parlamento de Cataluña al sumar 11 escaños que le convierten en la cuarta fuerza política. El partido de Santiago Abascal da el temido sorpasso a Ciudadanos y al Partido Popular al sumar más asientos que las formaciones que lideran Inés Arrimadas y Pablo Casado juntas. Además, logra grupo propio en la Cámara catalana, en la que entra por primera vez. Los datos electorales superan con creces lo anunciado en las encuestas electorales de los últimos días y posibilitan que Vox se convierta en la nota más discordante de la nueva legislatura en Cataluña.

Seguir leyendo