El BBVA convoca a los sindicatos este viernes para negociar un ERE en España

Algunas fuentes apuntan a que la entidad podría prescindir de un 10 % de la plantilla


El viernes 16 de abril. Esa es la fecha que el BBVA y los sindicatos han marcado en el calendario para comenzar a negociar el futuro de la plantilla. La entidad presidida por Carlos Torres mostrará su voluntad de iniciar un procedimiento de despido colectivo (ERE) entre sus trabajadores de España, un reajuste de plantilla que afectará tanto a los servicios centrales como a la red comercial.

El banco ha descartado desvelar ninguna cifra y los sindicatos todavía desconocen a cuánto ascenderán os números, pero fuentes del mercado aseguran que el ajuste podría llegar a afectar a un 10 % de la plantilla. O lo que es lo mismo, unos 3.000 empleados.

Desde la entidad aseguran, en una carta dirigida a sus trabajadores, que el objetivo que se han marcado es explorar «conjuntamente» fórmulas que permitan minimizar el impacto en la plantilla. Eso sí, insisten en la necesidad de aplicar un reajuste, importante en un contexto de «profunda transformación» para el sector, marcada por una enorme presión competitiva, bajos tipos de interés, la adopción acelerada de los canales digitales por parte de los clientes y la entrada de nuevos actores digitales. El banco considera que para garantizar su competitividad y la sostenibilidad del empleo a futuro, resulta «imprescindible» continuar trabajando de forma aún más decidida en reducir su estructura de costes.

Defienden desde el BBVA que su pretensión es abordar el proceso con actitud dialogante, con el compromiso de seguir criterios de objetividad y con la voluntad de llegar al mejor acuerdo posible para todos.

El pasado mes de enero, el consejero delegado del BBVA, Onur Genç, ya había adelantado ejecutaría en la primera mitad del 2021 un plan de reestructuración de costes en España que aún se encontraba en fase de estudio pero para el que se estaban considerando «todas las opciones». «Vamos a emprender alguna acción en la primera mitad del 2021. Tenemos el serio compromiso de revisar nuestra base de costes y de explorar la posibilidad de reestructurarla a principios de año», indicó entonces Genç.

Este anuncio ha sido ahora confirmado y dará el pistoletazo de salida este mismo viernes. La decisión del BBVA se produce paralelamente al inicio de conversaciones de la nueva CaixaBank con sindicatos tras la absorción de Bankia, que prevé la salida de al menos 7.000 empleados. También acaba de finalizar el plan de salidas voluntarias de Banco Sabadell, por el que han dejado el banco 1.817 empleados. En Reino Unido, planea cerrar otras 164 sucursales más de su filial TSB en el año 2021, afectando a 900 empleos.

Asimismo, una vez se haga efectiva la fusión entre Liberbank y Unicaja Banco, ambas entidades previsiblemente procederán a acometer un proceso de estas características, aunque ya han asegurado que pretenden llevarlo a cabo «con rigor y seriedad», dando cumplimiento a la normativa y con el mayor acuerdo posible entre las partes. A finales del año pasado, Banco Santander y la representación sindical firmaron un ERE que suponía la amortización de 3.572 puestos de trabajo, la reubicación de 1.500 empleados y el cierre de 1.033 oficinas.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El BBVA convoca a los sindicatos este viernes para negociar un ERE en España