El Gobierno del PP planteaba cobrar ya por las autovías desde este mismo año

Las tarifas oscilaban entre cobros a solo vehículos pesados de 0,18 euros por kilómetro a 2 céntimos para ligeros, según un informe encargado a los ingenieros públicos del Ineco


redacción / la voz

El Gobierno popular de Mariano Rajoy manejaba un informe en el que se estimaban las posibles tarifas a aplicar este año en las autovías españolas. El documento, fechado en febrero del 2018, planteaba diversos escenarios para la financiación de la red de alta capacidad: uno donde se calculan los cobros a vehículos pesados y ligeros en autopistas de peaje cuya concesión estaba a punto de concluir; y, otro en el que también se aplican peajes a usuarios de autovías.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, desveló la existencia de este trabajo el martes en el Senado, elaborado por la compañía estatal Ineco -los ingenieros públicos del Estado- a petición de su predecesor en el cargo, Íñigo Gómez de la Serna, y volvió a recordarlo este miércoles durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

El estudio considera tres supuestos en caso de aplicar las tarifas en autovías. En el primero de ellos, solo los conductores de vehículos pesados tendrían que abonar una cuantía de 18 céntimos por kilómetro en los peajes, lo que supondría un coste total de 21.942 euros al año por camionero. El segundo supuesto incluye a usuarios de vehículos ligeros, reduciendo los cobros a 3,8 céntimos por kilómetro a pesados y un coste anual de 4.632 euros. En el caso de los conductores de coches particulares, el peaje sería de 2,2 céntimos por kilómetro y 287 euros al año.

La tercera hipótesis propone la aplicación de una tarifa 3,00 a 1,00, «más acorde a las políticas europeas basadas en el principio de internalización de costes», explica Ineco, en una estrategia que simplifica como «quien contamina, paga». En este caso, los vehículos ligeros pagarían un peaje de 0,019 euros por kilómetro y los pesados, 0,058 euros. A final de año, los conductores de los primeros abonarían 246 euros y los usuarios de pesados, 7.066 euros. En los tres supuestos, Ineco estima unos ingresos de 2.743 millones de euros al año. 

Este no es el único proyecto en manos del anterior Gobierno sobre la aplicación de peajes en autovías. Hace diez años, se impulsó un trabajo coordinado y financiado por el Cedex, un organismo de investigación y experimentación dependiente del Ministerio de Transportes, que cedió parte de sus fondos en I+D para que un amplio grupo de expertos de distintas universidades y ámbitos técnicos diseñara un modelo para implantar peajes en la red viaria estatal. Ese Modelo Español de Tarificación de Carreteras llegaba a proponer los cobros también en carreteras, aunque con tasas diferentes.

Ábalos dice que no habrá peajes sin consenso

Ábalos avanzó esta mañana que no impondrá un sistema de pago por uso en la Red de Carreteras del Estado «si no hay consenso» para ello. Lo hizo durante la sesión de de control del Congreso, en la que reclamó al líder del PP, Pablo Casado, que aclare si efectivamente está en contra: «¿Usted está de acuerdo con esto? Porque a mí los sectores económicos me dicen que usted les dice lo contrario y, si es así, y no hay ningún consenso pues no saldrá, no se va a imponer nada».

El ministro apuntó que, con la inclusión de esta propuesta en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que ha enviado a Bruselas, el Gobierno solo pretende «abrir una reflexión e invitar al debate», y ha apuntado que, si no es posible debatir, el Ejecutivo «toma nota también».

En su intervención, el ministro ha aludido a los estudios que pidió el Gobierno del PP a la empresa estatal Ineco sobre el pago por uso en las carreteras. «En mi caso no hay informes, ustedes estaban mucho más avanzados», le ha dicho el ministro al diputado del PP Andrés Lorite, que ha acusado a Ábalos de «mentir», de «engañar a los transportistas» y de «ocultar» que habían incluido esa medida en el plan de recuperación durante la campaña de las elecciones a la Comunidad de Madrid.

Lorite ha sostenido que la imposición de peajes es una «medida muy dañina para el conjunto de la sociedad, que lastrará la competitividad y la recuperación económica» y ha destacado que el Gobierno de Mariano Rajoy no la puso en marcha, mientras que el de Pedro Sánchez la ha llevado al Consejo de Ministros.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Gobierno del PP planteaba cobrar ya por las autovías desde este mismo año