La pandemia se cobra más de un millón de puestos de trabajo en España

Ana Balseiro
ana balseiro MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Alejandro Martínez Vélez

652.000 personas perdieron su empleo y otro medio millón sigue en ERTE

30 may 2021 . Actualizado a las 16:11 h.

La crisis sanitaria desatada por el coronavirus le ha pasado una dolorosa factura al mercado laboral: en un año largo se han volatilizado más de un millón de empleos -concretamente 1.202.000-, hasta situar el número de parados próximo a los 4 millones, aunque por debajo de esa barrera psicológica que solo se rebasó puntualmente el pasado febrero.

Según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), abril cerró con 3,9 millones de desempleados. Sin embargo, ni las cifras que mensualmente actualiza el SEPE ni las de la encuesta de población activa (EPA) que confecciona de forma trimestral el INE elevan por encima del millón el balance de paro de la pandemia. Se quedan prácticamente en la mitad de ese número: en 652.000. ¿Qué explica este paro oculto? La respuesta está en la bolsa de trabajadores que están afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que distorsionan las estadísticas, ya que no se computan como desempleados aunque en la práctica no trabajen.

En la primavera del pasado año -el peor momento de la pandemia por el cerrojazo prácticamente total de la economía- llegaron a estar en ERTE 3,6 millones de trabajadores, pero las últimas cifras actualizadas esta misma semana por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, los rebajaban a unos 550.000. De este modo, sumado este medio millón largo de trabajadores en ERTE a las cifras oficiales de parados, el número de personas que han perdido su trabajo o aún están a la espera de poder reincorporarse a él sube hasta el ya referido millón.