España restringe la entrada de no vacunados del Reino Unido, que ya tiene dos casos de la variante ómicron

La Voz

ACTUALIDAD

Vuelos cancelados en Heathrow, Londres
Vuelos cancelados en Heathrow, Londres SUMAYA HISHAM | Reuters

Alemania confirma otros dos en Baviera | Países Bajos secuencia 61 positivos detectados en dos vuelos procedentes de Sudáfrica para saber si entre ellos hay infectados por la ómicron | El Reino Unido recupera las mascarillas en interiores y las PCR para los viajeros

28 nov 2021 . Actualizado a las 11:50 h.

Sin de momento haber detectado ningún caso de la variante sudafricana del SARS-CoV-2 que ha puesto en alerta a toda Europa, España ha activado ya los engranajes necesarios para cortarle el paso. A través de dos disposiciones publicadas este sábado en el Boletín Oficial del Estado, una del Ministerio de Sanidad y otra del de Interior, el Gobierno ha restringido la entrada en el país no solo de viajeros procedentes de los países africanos considerados de alto riesgo -actualmente Botsuana, Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue-, a los que no permite pasar sin prueba negativa, independientemente de que estén vacunados, sino también a los del Reino Unido, a quienes desde el próximo 1 de diciembre no dejará entrar sin un certificado que acredite la doble pauta vacunal. Hasta ahora las personas procedentes de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte podían acceder a suelo español solo con test diagnóstico negativo o con un documento en el que se especificase que se había superado la enfermedad.

El continente europeo lleva especialmente inquieto desde que el viernes Bélgica reveló que el lunes pasado había detectado el primer caso de ómicron, el subtipo B.1.1.529 del virus de Wuhan que la OMS ya ha calificado de «variante de riesgo»El Reino Unido confirmó hoy dos contagios en su territorio, los dos vinculados entre sí y con conexión con viajes al sur de África, y Alemania otros dos, en Baviera. Los Países Bajos secuencian contra reloj los 61 casos localizados en dos vuelos procedentes de Sudáfrica para saber cuántos de ellos pertenecen a esta nueva modificación del virus.

Ayer por la tarde, un equipo del servicio de salud municipal (GGD) de Ámsterdam se trasladó al aeropuerto Schiphol, donde había aterrizado un vuelo procedente de Johannesburgo y otro de Ciudad del Cabo, para someter a sus 600 pasajeros a un test, en aplicación de la restricción neerlandesa del tráfico aéreo procedente del sur de África ya en vigor por temor a la nueva cepa. Todos los pasajeros fueron aislados en una zona de la terminal a la espera del resultado de la PCR, que se fue conociendo a lo largo de la tarde y de la noche. El balance resultó en 61 personas contagiadas, aunque todavía no se sabe si están infectadas o no con la nueva variante. Se encuentran alojadas en un hotel en la zona de Schiphol bajo vigilancia de las autoridades locales, para cumplir una cuarentena de al menos siete días si presentan síntomas, y de cinco días si son asintomáticos. Mientras, las autoridades sanitarias realizan la pertinente secuenciación para ver si entre estos casos hay o no hay alguno de la nueva variante.