50 días de muerte y destrucción en Ucrania

Luís Pousa Rodríguez
Luís Pousa REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Dos mujeres abrazándose, este miércoles, ante un edificio bombardeado por el Ejército ruso en Járkov
Dos mujeres abrazándose, este miércoles, ante un edificio bombardeado por el Ejército ruso en Járkov ALKIS KONSTANTINIDIS | REUTERS

El Ejército ruso recrudece sus ataques en las ciudades de Mariúpol y Járkov y en las áreas de Donetsk y Lugansk

14 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Este jueves se cumplen 50 días desde que el pasado 24 de febrero las tropas de Putin iniciaron la invasión de Ucrania con un ataque lanzado desde las fronteras de Rusia y Bielorrusia, la península de Crimea —anexionada unilateral e ilegalmente por Moscú en el 2014—, y las zonas controladas por las milicias separatistas prorrusas en el Dombás.

El balance de estas primeras 49 jornadas de la agresión rusa a Ucrania arroja una trágica paradoja. El Kremlin ha fracasado estrepitosamente en su intento de apoderarse de Kiev y otros grandes núcleos urbanos, por lo que se ha visto obligado a retirar sus fuerzas del norte y del entorno de la capital ucraniana para reagruparlas en el sur y el este del país. Los errores estratégicos de Moscú, la colaboración de los servicios de inteligencia occidentales con Kiev y la feroz resistencia ucraniana —a la que pone rostro el omnipresente Volodímir Zelenski— desbarataron los planes iniciales de Putin, que soñaba con una operación relámpago que forzase en cuestión de días la capitulación de un país con 44 millones de habitantes.

Pero, pese al fiasco militar, que ha arruinado en solo unas semanas el prestigio acumulado durante décadas por el hasta ahora temible Ejército ruso, la destrucción, la muerte y el dolor recorren cada palmo de Ucrania. Las autoridades locales denuncian que los bombardeos indiscriminados han causado la muerte de decenas de miles de civiles y acusan a los soldados rusos de cientos de violaciones de niñas y mujeres ucranianas en los territorios ocupados, presuntos crímenes de guerra que ya están investigando sobre el terreno forenses internacionales.