Macron busca una victoria suficiente para salvar la agenda reformadora de su mandato

Asunción Serena PARÍS / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

GONZALO FUENTESPOOL | EFE

Los sondeos auguran que el presidente podría perder la cómoda mayoría anterior y depender de Mélenchon

19 jun 2022 . Actualizado a las 09:08 h.

La incertidumbre acerca del resultado final en la segunda vuelta de las elecciones legislativas en Francia ha crispado los debates entre los candidatos de Ensemble (Juntos), la coalición que apoya a Macron, y los de los distintos partidos de la oposición. Especialmente los de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes), la coalición de izquierdas que consiguió construir Jean-Luc Mélenchon tras el fiasco en las presidenciales.

Esta noche, los franceses sabrán si están «condenados a sufrir otros cinco años de Emmanuel Macron», como afirman sus contrincantes, o si corren «el riesgo de tener un bazar universal durante los próximos años sin poder tomar una decisión», como afirman en la mayoría presidencial en caso de no obtener mayoría absoluta.

Unos y otros han dramatizado lo que está en juego para intentar movilizar a esos casi 26 millones de franceses (52,49 % del censo electoral) que no acudieron a las urnas el pasado domingo, sobre todo los jóvenes (solo votaron un 25% entre 18 y 24 años). El líder de la Nupes, Jean-Luc Mélenchon cuenta con ellos, como en las presidenciales, ya que su voto le permitió rozar el paso a la segunda vuelta. Pero esta vez siente que no tiene el mismo eco y les ha reprochado quedarse en sus casas mientras él se está peleando por ellos: «¡Muévete amigo! ¡Muévete! Haz algo además de quejarte o quedarte en casa sin hacer nada», afirmó esta semana ante los micrófonos del Quotidien