Una ayuda directa de 200 euros para familias vulnerables y un nuevo impuesto sobre las energéticas, las principales medidas del plan anticrisis del Gobierno

Sara Cabrero
S. Cabrero REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Jesús Hellín | EUROPAPRESS

Pedro Sánchez se marca como objetivo contener la inflación en 3,5 puntos con un paquete de políticas que costará 15.000 millones de euros a las arcas públicas. Se mantendrá el descuento de los 20 céntimos, rebajarán los abonos transporte y aumentarán las pensiones no contributivas

04 jul 2022 . Actualizado a las 09:56 h.

El objetivo es claro: contener a la desbocada inflación. Y con ese horizonte por bandera, el Ejecutivo de Pedro Sánchez se reunió este sábado en un Consejo de Ministros extraordinario para dar luz verde a un nuevo paquete de medidas dirigido a paliar la crisis que ha avivado la guerra en Ucrania.  

El grueso de las medidas ya venían pautadas por el anterior decreto ley, cuya vigencia caducaba el próximo 30 de junio. Hoy, el equipo de Sánchez ha decretado una prórroga de todas estas medidas, que se mantendrá hasta el 31 de diciembre de este año. Pero también se han incluido algunos puntos nuevos. Y la factura será importante. Según los cálculos que maneja el Ejecutivo, el coste del nuevo paquete será de 9.000 millones (5.000 millones en gasto para proteger a familias y empresas y otros 3.500 millones en rebajas fiscales), una cantidad a la que hay que sumar el generado por las medidas ya en vigor. Calculadora en mano, desde Moncloa prevén que todo el escudo puesto en marcha costará a las arcas públicas unos 15.000 millones de euros (equivalente a más de un punto del PIB español). Todo este presupuesto tiene como fin contener la inflación. Esperan que ayuden, de hecho, a contener el Índice de Precios al Consumo (IPC) en 3,5 puntos.

Estas son algunas de las principales medidas prorrogadas y las nuevas que ha anunciado Sánchez.

Reducción del precio del transporte público

Rebajas del 50 %. Se reducirá en un 50 % el precio de los abonos de transporte mensuales expedidos por el Estado. La medida incluye una reducción de hasta un 30 % del coste de los abonos emitidos por las comunidades autónomas y entidades locales. Entrará en vigor a partir del próximo 1 de septiembre y estará activa hasta el 31 de diciembre. Esta reducción incluirá a todos los títulos multiviaje de transporte terrestre prestados por el Estado o por entidades estatales. Sánchez ha ilustrado la medida con algún caso práctico para entender el alcance. En Madrid, por ejemplo, un bono mensual para trenes de cercanías de Renfe tiene un coste de unos 29 euros. Con la rebaja pasaría a suponer un desembolso de 14,5 euros.