La carestía de la comida obliga a más personas a recurrir a Bancos de Alimentos

La Voz REDACCIÓN/ LA VOZ

ACTUALIDAD

Foto de archivo de voluntarios trabajando en el Banco de Alimentos de O Ceao, en Lugo
Foto de archivo de voluntarios trabajando en el Banco de Alimentos de O Ceao, en Lugo Carlos Castro

Otras optan por productos baratos de menos calidad y poco saludables

06 ago 2022 . Actualizado a las 17:28 h.

Cuando la carestía de los productos básicos es uno de los factores que ha elevado la inflación al 10,8 %, cada vez más personas se ven obligadas a recurrir a los Bancos de Alimentos para comer. La escalada de precios también repercute en la calidad de la nutrición, especialmente en las personas con rentas más bajas, explica a Efe Jesús Román, profesor de Nutrición en la Universidad Complutense de Madrid.

Citando un informe publicado en mayo por la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), Efe apunta que este año acudirán a los bancos de alimentos un 20 % más de demandantes que el año pasado, como consecuencia de la subida generalizada de precios y los efectos de la guerra en Ucrania.

La cesta de la compra subió un 15,2 %

Datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señalan que los alimentos han alcanzado su mayor nivel de precios desde 1990 en el mundo. También en España se nota en supermercados y tiendas. Citando a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Efe recoge que el mes pasado alertaba de una subida del 15,2 % en el precio de la cesta de la compra en un año, con frutas y verduras encarecidas un 12,4 % o el aceite de oliva un 52,6 %.