Cory Doctorow: «Trump es racista y mentiroso, pero dijo una verdad: América no es genial»

Tamara Montero
tamara montero SANTIAGO / LA VOZ

ACTUALIDAD

Paula Mariel Salischiker, pausal.co.uk

«Radicalizado» resume en cuatro distopías el presente de las sociedades occidentales y cómo la tecnología las atraviesa: «No es una multa tan grande como debería haber sido y no deshace el daño que se ha hecho», dice sobre la sanción europea a Google

19 sep 2022 . Actualizado a las 15:44 h.

«La ciencia ficción es sobre el presente». Al otro lado del océano Cory Doctorow (Toronto, 1971) es capaz de poner palabras a la sensación indescriptible (¿incomodidad? ¿perturbación?) que van arrastrando las páginas de Radicalizado (Capitán Swing), cuatro distopías que bien podrían ser el futuro cercano de las sociedades occidentales. O quizá la realidad haya superado a la ficción. «Intento no verme a mí mismo como alguien que hace predicciones, porque los que dicen que pueden predecir el futuro se mienten a sí mismos y a los otros».

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

 Es imposible saber qué va a ocurrir porque el mañana, en realidad, es maleable. Se construye con una materia prima volátil: las acciones humanas. Por eso, es interesante que la ficción sirva para hacer parábolas sobre el presente. Radicalizado es justo eso: un espejo de feria en el que la sociedad occidental, deformada, no se ve, pero se reconoce.

 «Me siento un artista y el trabajo de los artistas es hacer buen arte. Pero también soy un activista». Un activista en lugares difíciles, separados en el espacio y en el tiempo. «Hace 20 años, cuando decíamos que el acceso a Internet era un derecho humano, nos ridiculizaban. Decían, ¿cómo va a ser un derecho humano si solo entran los frikis a hablar de El señor de los anillos?». Dos decenios después, la humanidad no se entiende sin Internet. Y Radicalizado demuestra de qué manera —o de qué maneras— la tecnología moldea a la humanidad.