«Su yerno era como el hijo varón que no tenía»

La hija del asturiano asesinado en Argentina asegura, en una criticada entrevista en televisión, que su padre tenía «total confianza» en su marido. Revela detalles como la presunta aprensión a la sangre del detenido

Natalia Fernández, hija del empresario asturiano asesinado en Buenos Aires
Natalia Fernández, hija del empresario asturiano asesinado en Buenos Aires

Redacción

El espeluznante crimen del empresario asturiano en Argentina, en la ciudad de Buenos Aires, sigue en el foco de la actualidad del país sudamericano. Tras la última comparecencia del yerno, Santiago Corona -detenido y acusado del asesinado de Roberto Fernández Montes- y su reiterada negación a declarar y la liberación de Ricardo Arce Montes, el mecánico, tras estimar que las pruebas no son suficientes para su incriminación llega el turno de palabra de Natalia Fernández, hija del empresario y esposa de Corona. La hija mayor del asturiano apareció en el programa Telenoche, de la cadena de televisión argentina El Trece, donde proporcionó nuevos detalles sobre su marido y la relación que mantenía con ella y su padre. «Su yerno era como el hijo varón que no tenía», explicó Natalia, que ha recibido duras críticas en los medios por su fría aparición televisiva.

Al parecer la confianza de Fernández Montes en su yerno era, en un principio, «total». «Confió demasiado hasta el punto de darle el PIN de la cuenta bancaria», contó la hija de la víctima, matizando que cuando le ofreció entrar a trabajar a la empresa hacía diez u once años que lo conocía, y que «no metía a cualquiera». Esta confianza fue la que propició la estafa -de alrededor de un millón de pesos argentinos, 60.000 €- que urdió Corona, ya que todas las operaciones las hizo desde la identidad del asturiano. Ese fue el arma que empezó a utilizar para amenazar a su mujer. «Decía que mi padre no tenía pruebas, que era todo mentira, porque lo hizo todo como si fuera él», asegura, ya que disponía de todos los datos de la víctima y llamaba a bancos y contactos en su nombre.

No fue la única vía mediante la cual Corona le robó dinero a Fernández Montes, según las declaraciones de su hija. También desapareció dinero del apartamento del empresario. «Faltó dinero de casa, porque mi padre hasta le confió dónde lo guardaba porque era un hijo más», afirmó la hija mayor del asesinado. Ese robo evitó que el matrimonio pudiera entrar en el apartamento a buscar al asturiano asesinado, cuando su pareja les avisó de que había desaparecido. «Como yo ya no podía custodiar más esa la llave que teníamos por lo ocurrido se la devolví», señala Natalia Fernández.

Las relación entre los cónyuges, muy deteriorada

El matrimonio, que llevaba 11 años casado, había visto muy deteriorada su relación en los últimos tiempos debido a la estafa de Corona. «Hasta ese momento -mayo de 2016- era una persona impecable con algunos rasgos que no hacían fácil la convivencia, como muy obsesivo en el orden», relata Natalia. La esposa del acusado percibió un cambio desde hace dos o tres años, a partir del nacimiento de su primera hija, momento en el que pasó a «ser otra persona» y sus reacciones empezaron a agudizar dichos problemas de convivencia.

A pesar de ello, la hija del empresario asturiano sigue sin dar crédito a «semejante atrocidad» ya que Corona era, supuestamente, muy aprensivo a la sangre -tuvo que recibir asistencia en el parto de su hija- y más teniendo en cuenta que era un matrimonio que había vivido «muchas cosas juntos». La pareja comenzó su relación tres meses después de que falleciese la esposa de Fernández Montes, tras un cáncer de mama, y también atravesaron juntos el drama de un aborto. «Nos costó mucho tener a nuestra primera hija», añadió la esposa del acusado, que aseguró llevar un tiempo queriendo divorciarse de él debido a la estafa pero, a causa de las amenazas de quitarle a sus hijos, estaba «aterrorizada».

El abogado niega la inocencia del mecánico

Por su parte, Matías Morla, abogado de la familia que apareció en pantalla acompañando a Natalia Fernández en la entrevista con Telenoche, rechazó la liberación César Ricardo Arce, el mecánico acusado como uno de los posibles autores del crimen. «El mecánico es culpable, no tengo ningún tipo de dudas. Estoy pidiendo que vuelva a la cárcel», sentenció el letrado, señalando que hubo tres comunicaciones con entre Arce y Corona que datarían del viernes, del sábado -día del crimen- y del domingo.

En cuanto a la búsqueda del prófugo Pedro Ramón Fernández Torres, el carnicero paraguayo que aparece junto a Santiago Corona en las grabaciones de seguridad y que se baraja que fue el autor material del crimen, el abogado afirma que no hay indicios de que haya abandonado el país hacia Paraguay y que la Policía está siguiendo una «estrategia de desgaste». «No tiene mucho dinero ni recursos, así que la Policía está esperando porque en algún momento tendrá que ponerse al descubierto», detalló Morla.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

«Su yerno era como el hijo varón que no tenía»