Si conduces, echa el freno cuando pases por aquí

Un informe de los Automovilistas Europeos Asociados desvela cuales son los radares fijos más conflictivos de Asturias

Radar de tráfico.Radar de tráfico
Radar de tráfico

Redacción

Una de las mayores preocupaciones de los conductores son las multas. Pueden ser de muchos tipos, pero las reinas de las sanciones son las que penalizan el exceso de velocidad, siendo los radares fijos el método más utilizado por la Dirección General de Tráfico para controlarlo. Al respecto de esta herramienta, los asturianos han estado en el 2016 entre los menos «cazados» por los radares fijos. Las cajas instaladas en el Principado generaron 13.805 denuncias el año pasado, lo que sitúa a la región como la segunda comunidad autónoma con menor número de denuncias del país, donde captaron un total de 1.712.512 infracciones por exceso de velocidad. Así lo recoge un informe que ha elaborado la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA), que también clasifica por orden de «conflictividad» a los radares del territorio asturiano.

El radar fijo más «multón» de todo el Principado se encuentra en la A-8, en el punto kilométrico 362,5, en dirección Gijón. Este aparato, que establece el límite a los 100 kilómetros por hora, efectuó un total de 2.827 fotografías a los conductores. El segundo lugar lo ocupa el situado en la AP-66, en el kilómetro 66,7 en dirección Campomanes. Establece el corte a la velocidad de 90 por hora y «cazó» a 1.980 vehículos. El pódium lo completa el radar fijo del km 30,2 de la A-66 en dirección León, con un límite de 90. Este radar, situado en Oviedo en el túnel de La Bolgachina, efectuó 1.553 denuncias. Por encima de las 1.000 infracciones detectadas también están los ubicados en el km 35 de la A-66 y en el km 6,4 de la A-64, con 1.293 y 1.251 multas, respectivamente. 

Un total de 15 radares en Asturias

La lista elaborada por la AEA consta de 15 radares fijos asturianos. A los cinco anteriores se suman los siguientes 10, todos ellos por debajo de las 1.000 sanciones, que aparecen reseñados en la siguiente tabla con su ubicación y número de excesos detectados: 

 

Andalucía, la comunidad con los radares más activos

Los radares con mayor actividad en el 2016 fueron los de Andalucía, que alcanzaron las 459.836 denuncias. Castilla y León, con 230.171 sanciones y Castilla-La Mancha, con 196.400, ocupan el tercer y cuarto puesto. Por el contrario, los de Canarias (5.193 denuncias), y La Rioja (14.621 denuncias) fueron los menos activos junto con los asturianos. En cuanto a las denuncias medias por radar, los menos comedidos fueron también los de estas tres comunidades. Asturias ocupa el primer lugar (920), seguida de La Rioja (1.624) y Canarias (1.731). Como apunte, la la AEA señala que llama la atención en el informe el hecho de que los radares fijos de Tenerife no formularan ninguna denuncia el año pasado. En el conjunto del país, los 344 radares fijos de la DGT generaron 1.712.512 denuncias por sobrepasar los límites de velocidad establecidos en las carreteras españolas, excluidas las del País Vasco y Cataluña.

En cuanto a los radares que más penalizan a los conductores españoles, Andalucía también se lleva la palma. Aquellos que acumulan una mayor cantidad de denuncias son los situados en el kilómetro 417,5 de la A-4, en la provincia de Córdoba (80.582 denuncias en 2016); en el kilómetro 10,4 de la MA-20, en la provincia de Málaga (36.022). El del kilómetro 202 de la N-240, en la provincia de Huesca, queda en tercer puesto con 33.734.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Si conduces, echa el freno cuando pases por aquí