El pincho más rico de Asturias se come en Gijón

La décima edición del concurso regional concluye con la entrega de galardones

Los tres ganadores del concurso regional de pinchos.Los tres ganadores del concurso regional de pinchos
Los tres ganadores del concurso regional de pinchos

Oviedo

El mejor pincho de Asturias se come en Gijón. El vencedor de la décima edición del concurso de pinchos y tapas de Asturias, que ha competido con otros 159 negocios, ha sido el restaurante Medio Lleno, de Gijón por su Taco tai. El segundo premio ha sido para el restaurante Blanco, de Cangas del Narcea, por El pepito de ternera 2017. El tercer premio ha recaído en La mar de tapas de Gijón, que presentó Fardel de Centollu.

La ceremonia de entrega ha tenido lugar en el Auditorio de Oviedo en un tono muy distendido. El error con los sobres en la ceremonia de los Oscar ha sobrevolado la gala y más de uno bromeó sobre el escenario con la conveniencia de leer bien lo que había en el interior. Un público entregado, que aplaudió a todos y cada uno de los ganadores, abarrotó la sala y confirmó el creciente éxito de este certamen que, año tras años, bate récords de participación.

Además de los tres ganadores. El concurso incluye también una serie de menciones especiales en varias categorías. Así el premio del público, que dan los clientes con sus votos, fue para La terraza de Porceyo, con De la mar al cielo. La mención al pincho clásico recayó en el Llar de Viri, de Candamo, con Chispas del Llar. La mención al pincho innovador viajó hasta Cangas de Onís: El cenador de los Canónigos, con el plato Oro negro. En la categoría de mejor armonización se impuso Casa Vila, de Pravia, por su Ají de pita pinta. El galardón al plato asturiano fue para El bombón de cabo negro, de La pradera Campanal, en Gozón; y el de Alimentos del Paraíso, para el restaurante Gotta de tierra del agua (Caso), con el pincho Redes 2.17 (Crujiente de gochu asturcelta, crema de patata violeta, bimi, brotes, pensamientos y teja de Sidra DOP).

Los nervios del ganador

El ganador, Pablo Cimadevilla, del restaurante Medio Lleno, estaba muy nervioso. Reconocía abiertamente que no esperaba ganar y que ni siquiera ha pensado si va a incluir el pincho en el día a día del local. Cimadevilla es un amante de la cocina asiática y trabaja habitualmente con productos de ese continente. El toque exótico está presente en su Taco tai, en el que había ternera, curry verde, caviar de leche de coco, pomelo, puré de aguacate o pan de gambas. «Estoy muy alegre. Esto presta mucho porque es un reconocimiento al trabajo», precisaba al término de la ceremonia. 

La organización del concurso agradeció tanto la implicación de los concejos como de las estrellas Michelin asturianas, que formaron parte del jurado y que asistieron a la entrega de los galardones. La consejera de Medio Rural, María Jesús Álvarez, alabó la calidad de la hostelería regional y recordó todas las marcas de calidad relacionadas tanto con los establecimientos como con los productos.

Valora este artículo

9 votos
Comentarios

El pincho más rico de Asturias se come en Gijón