Infraestructuras alerta de que el cambio en la Variante condena Asturias «a la autarquía»

La consejera Belén Fernández destaca que todas las comunidades con AVE ya tienen resuelta la salida de mercancías por vías de ancho ibérico


Redacción

Las comunidades autónomas que disponen de ancho internacional en sus líneas de alta velocidad ferroviaria tienen ya resuelto el transporte de sus mercancías a través de la red convencional de ancho ibérico, según ha advertido este jueves la consejera de Infraestructuras del Principado, Belén Fernández. En el caso de Asturias, ha apuntado, esta circunstancia no se da ya que renunciar al tráfico mixto en la variante de Pajares con la instalación de ancho internacional supondría mantener el paso de mercancías por el trazado construido en el siglo XIX con más de sesenta túneles y grandes pendientes que limitan su operatividad.

Según Fernández, con la decisión del Gobierno central de cambiar sus previsiones y de «sucumbir» a su compromiso electoral con Foro resultará «perjudicial» para Asturias tanto por su incidencia sobre la industria y los puertos de la región que actualmente sacan de la región por Pajares 2,3 millones de toneladas de mercancías al año.

La consejera, que se ha pronunciado así en su respuesta a una interpelación del diputado de IU Ovidio Zapico en el pleno de la Junta General, ha señalado que esta decisión condena a Asturias «a la autarquía» al impedir que sus mercancías se incorporen a través de la variante y de su conexión con Venta de Baños al Eje Atlántico que discurre desde Oporto hasta la frontera francesa.

La red ferroviaria de mercancías, de más de 10.000 kilómetros en toda España, es de ancho ibérico (como el trazado entre Gijón y Pola de Lena) y actualmente «no hay trenes de mercancías ni disposición técnica» para que puedan circular adaptándose a anchos de vía distintos, ha apuntado.

Así, ha emplazado al PP a dejar de «frivolizar» sobre las «bondades» del ancho internacional para las comunidades que ya disponen de AVE lo dedican sólo a viajeros al tener garantizada la salida de sus mercancías por la red convencional que, en el caso de Asturias, tendría que limitarse a una rampa de Pajares construida hace 130 años «y que tendrá limitaciones por mucho que se invierta».

Fernández ha coincido en sus argumentos con los del diputado interpelante, Ovidio Zapico, que ha calificado de «aberración» la decisión del Gobierno central de sacar las mercancías de la variante a cambio de cinco minutos de ahorro de tiempo en los «apenas» diez trenes de pasajeros que circularán al día por los túneles de 25 kilómetros de longitud perforados bajo la cordillera cantábrica.

Zapico ha alertado además de las consecuencias que tendrá destinar ahora 145 millones de euros de inversión a la mejora de un trazado «decimonónico» y si la UE podría plantearse incluso pedir la devolución de las millonarias ayudas concedidas para construir la variante y vinculadas a su utilización para el tráfico mixto.

«Si Jovellanos viviese, querría tráfico mixto», ha concluido Zapico su intervención en un debate al que se ha sumado ya en otra interpelación la diputada de Foro Carmen Fernández para exhibir un cartel que reproducía unas afirmaciones del ex ministro de Fomento socialista José Blanco en las anunciaba la llegada de la alta velocidad a Asturias por ancho internacional.

La parlamentaria forista se ha sumado así a las afirmaciones de su presidenta, Cristina Coto, que ha acusado en los pasillos de la Junta General al jefe del Ejecutivo regional, Javier Fernández, de crear «un clima irrespirable» mediante mentiras con las que se intenta «engañar» a los asturianos haciéndoles creer que la formación forista «defiende caprichos personales».

Estas acusaciones han sido negadas por la consejera que ha calificado de «rotundamente falso» que ningún gobierno socialista renunciara nunca al ancho ibérico y que únicamente se planteó la posibilidad de instalar un tercer hilo que garantizaría también la circulación de trenes de mercancías por la variante de Pajares.

Por su parte, el portavoz socialista, Fernando Lastra, ha advertido de que esta discusión «no necesita ni medias mentiras ni medias verdades» y no se puede estar «en contra de las opciones técnicas, de la sociedad y del sentido común».

Para Lastra, lo que Asturias necesita es un ferrocarril que permita transportar viajeros y cercanías «y quien no entienda esto está en contra de los intereses generales» de la región.

Comentarios

Infraestructuras alerta de que el cambio en la Variante condena Asturias «a la autarquía»