La sequía comienza a preocupar al campo asturiano

UPA alerta de que aunque los prados están todavía verdes, lleva un mes sin llover y puede afectar en verano


Redacción

¿Cuántas veces ha necesitado de un paraguas en los últimos meses? Las cifras hablan de un descenso acusado en las precipitaciones en Asturias, que puede afectar a los cultivos al final de la primavera y al verano, según alertan colectivos agrícolas. Los meteorólogos pronostican que el martes volverán la lluvia, aunque el miércoles las nubes se intercalarán con el sol.

Desde que empezó el año hidrológico en octubre, las cantidades acumuladas de agua en Asturias suponen menos del 75% del valor normal. Aemet ha calculado que en la zona que va desde la provincia de Palencia hasta Asturias y Cantabria y en el sur y oeste de la isla de Tenerife y en La Gomera, las precipitaciones no han alcanzado la mitad de los valores normales. Los embalses están al 80% de la capacidad, aunque los agricultores empiezan a ver con preocupación los efectos de la sequía en el campo.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha pedido la convocatoria urgente de la Mesa de la Sequía ante la situación «muy grave» en amplias zonas -sobre todo Asturias, Castilla y León, Galicia, Cantabria, Canarias y áreas de Castilla-La Mancha y Extremadura- y avisa de elevados daños.

En Asturias, a pesar de que en estos momentos los prados están todavía verdes, lleva un mes sin llover, por lo que «preocupa la situación de cara al final de la primavera y al verano», y en Cantabria, «en la zona más cercana a Palencia la situación es dramática».

Afirman que «corren serio peligro» los cultivos de regadío, forrajes y pastos, puesto que «el agua disponible es muy baja o incluso inexistente», y «la disponibilidad en la mayor parte de los casos absolutamente insuficiente para sacarlos adelante», ha argumentado. La situación de la ganadería «es muy preocupante» debido a que no hay pasto disponible y debe alimentarse al ganado a base de piensos.

Los agricultores que contrataron seguros para su explotación con cobertura de sequía ya han comenzado a dar partes de siniestro. Pero la contratación de estas pólizas ha sido más baja de lo normal -ha detallado- ya que «a principios de invierno sí llovió, lo que movió a los productores a no contratar, teniendo en cuenta también que las pólizas se han encarecido notablemente».

La organización agraria ha remitido una petición formal al Ministerio de Agricultura para que convoque de forma urgente la Mesa de Adversidades Climáticas, también conocida como «Mesa de la Sequía», para analizar la situación al detalle y «plantear soluciones que eviten la ruina de miles de agricultores».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La sequía comienza a preocupar al campo asturiano