Los sanchistas reclaman a Podemos un giro en Gijón

Acusan a los morados de «injerir» en los procesos internos del PSOE y les reprochan que no se abstuvieran en la investidura de Pedro Sánchez


Redacción

Si el secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa, reclamó a los sanchistas que apostaran por un distanciamiento del PP para facilitar el entendimiento entre morados y socialistas en Asturias, los afines al retornado dirigente del PSOE han replicado con duras críticas al papel jugado por la marca local de Podemos en Gijón a la hora de facilitar el gobierno de Foro en la ciudad; también por su falta de apoyos a Pedro Sánchez en su intento de investidura en el Congreso de los Diputados la anterior legislatura y respecto a una actitud que, a su juicio, supone una «injerencia» en procesos internos del partido. Además, destacaron que «pase lo que pase en las primarias de la FSA» --un proceso que se desarrollará en verano y culminará en una votación que tendrá lugar el 17 de septiembre-- «tenemos claro que estamos muy orgullosos de la acción de gobierno del presidente asturiano» y si bien señalaron que «todo es mejorable», también apuntaron que «el gobierno es un activo de todos los socialistas de Asturias» independientemente de su posicionamiento en los procesos internos del partido.

Las fuentes sanchistas cargaron contra la estrategia de Podemos Asturies, que definieron como «política espectáculo, de la polémica y la confrontación» y respecto a la insinuación de una connivencia entre PSOE y PP señalaron que «critican nuestra abstención en su moción de cesura cuando Podemos se podía haber abstenido en la investidura de Pedro Sánchez y ya no tendríamos que estar discutiendo por echar a Rajoy porque estaría en su casa». En términos similares, y respecto al ámbito asturiano, señalaron que «el movimiento se demuestra andando y Podemos le ha dado una de las principales ciudades de España, la más poblada de Asturias, a Foro que es un partido de derechas, fundado por un Cascos que hoy se sienta en el banquillo en un proceso de presunta corrupción, el mismo banquillo en el que se sentará Rajoy».

A nivel nacional, en el mismo debate de la moción de censura y después del primer discurso de Sánchez como secretario general al término del congreso federal, se ha apuntado que varios de sus postulados suponen un acercamiento al discurso de Podemos. Así ha sido respecto a la apuesta por una definición del país como estado plurinacional o el cambio de posición de los socialistas españoles respecto al acuerdo de libre comercio con Canadá (el CETA), que fue saludado por Pablo Iglesias como una rectificación.

 

Sin embargo, los sanchistas asturianos apuntaron que la victoria del secretario general socialista «es un acercamiento a lo militantes y al conjunto de los ciudadanos españoles y a las personas de izquierdas y progresistas», más que a los morados. Aún más, resaltaron que «los sanchistas, como todos los socialistas conocemos a mucha gente que está en Podemos, que son amigos, familiares e incluso ex militantes socialistas y que no comprenden ni comparten las últimas actuaciones de sus dirigentes».

Por otra parte, insistieron en que las especulaciones de Podemos sobre los posibles cambios de estrategia en el PSOE en función de sus procesos internos son muestra de «mala educación y poca clase política», afirmaron que a pesar de los matices «todos los socialistas son compañeros y no admitimos que nos falten al respeto terceras personas». En este sentido, apuntaron que «si Ripa dice eso a lo mejor los socialistas nos tendríamos que preguntar si hubiera sido más fácil llegar a acuerdos con Errejón que con Iglesias».   

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los sanchistas reclaman a Podemos un giro en Gijón