Javier Fernández blinda el Ejecutivo en el ecuador de la legislatura

La consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, expresó su deseo de dejar el Gobierno apenas hace unos días

Javier Fernández y Fernando Lastra
Javier Fernández y Fernando Lastra

Redacción

En apenas un mes dos consejeros del Gobierno asturiano han dejado el ejecutivo, aunque las circunstancias de cada uno de ellos han sido diferentes. El anterior responsable de Empleo, Francisco Blanco presentó su dimisión (en una noticia adelantada por La Voz de Asturias)  poco después de conocerse el resultado de las primarias del PSOE; oficialmente por su deseo de regresar a la docencia en la Universidad aunque a nadie se le escapó que había sido el único miembro del Ejecutivo de Javier Fernández que no había apoyado la candidatura de Susana Díaz. También lo hizo entonces Belén Fernández, pero si Blanco había anunciado su intención de dejar el gobierno incluso antes de la votación interna del PSOE, la consejera de Infraestructuras expresó su voluntad de reincorporarse a su puesto de funcionaria y aduciendo motivos personales. Distintas fuentes han señalado que no hay vínculo ninguno entre la dimisión de Belén Fernández y la situación interna del partido. 

La consejera comunicó su decisión de dimitir a Javier Fernández recientemente, hace apenas unos días. Sí es cierto que ya en la primera sesión del pleno de la Junta General esta semana, el pasado jueves, no compareció a diversas cuestiones planteadas por los grupos (con protestas por parte de Foro) que fueron respondidas por el portavoz del Gobierno y consejero de presidencia, Guillermo Martínez. Belén Fernández comunicó su intención de renunciar a la Consejería hace apenas unos días con lo que el relevo tuvo que organizarse con cierta premura y aún el mismo viernes algunos parlamentarios no conocían la reorganización. El sustituto de Belén Fernández al frente de Infraestructuras será Fernando Lastra, veteranísimo diputado (tiene un escaño en el parlamento asturiano desde 1987) aunque nunca hasta ahora había asumido responsabilidades de Gobierno. Fue elegido por su capacidad y conocimiento de diversas materias de la actualidad y todos sus entresijos. Pero es también una apuesta política en el ecuador de la legislatura. Con dos años de gobierno en el horizonte, Javier Fernández (que ya había anunciado al comienzo de su mandato que no repetiría como candidato a la presidencia por los socialistas asturianos en los próximos comicios autonómicos) dejará también este otoño la Secretaría General de la FSA y se prepara --como indicó explícitamente en el día de su anuncio-- para una situación de bicefalia. Con aún por saberse qué candidaturas se presentarán, las primarias para renovar la dirección socialista asturiana tendrán lugar el próximo 17 de septiembre. 

Los grupos de la oposición celebraron la renuncia de Belén Fernández, una consejera --con una amplia trayectoria en Infraestructuras y que ya ocupó la cartera en los últimos gobiernos de Vicente Álvarez Areces-- muy contestada por las formaciones de la cámara independientemente de su cercanía ideológica al Gobierno. Todos los grupos de la oposición se unieron para reprobarla entre fuertes críticas por su gestión de los últimos episodios de contaminación medioambiental. Desde el Gobierno elogiaron su papel al frente del desarrollo del diseño del Área Metropolitana del centro de Asturias junto a «su intensa dedicación y el buen trabajo realizado en los últimos años en un departamento de gran complejidad por el amplio volumen de asuntos que gestiona». Y no es para menos, a Fernández le tocó bregar con el cambio de diseño de la Variante de Pajares pactada por PP y Foro, llegó a cerrar el tráfico en los accesos a Oviedo por la autopista Y para atenuar la polución en diciembre de 2015 y acumuló ácidas críticas de la oposición por la gestión de Sogepsa.

El elegido para sutituirla ha sido Fernando Lastra que mantendrá su escaño de diputado. Serán así, junto al presidente Javier Fernández, dos los representantes del grupo parlamentario que compaginan su sitio en el hemiciclo con labores en el Ejecutivo. Además de Lastra, también es diputada la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo. Fernando Lastra, que ocupó responsabilidades orgánicas en la FSA (fue secretario de organización, también de Política Institucional y de Política Territorial) no había asumido hasta ahora labores en el Gobierno autonómico. En el último congreso federal del PSOE, en el que se confirmó el retorno de Pedro Sánchez a la Secretaría General, puso voz a las enmiendas (derrotadas) en contra de la definición de España como estado plurinacional y también las críticas por la falta de integración en la composición de la nueva dirección.

Pocas horas antes de conocerse la renuncia de Belén Fernández, en el debate del pleno y en el turno de preguntas al presidente, Javier Fernández ofreció a Podemos e IU llegar a un acuerdo en materias como fiscalidad, presupuestos, lucha contra la corrupción, el área central de Asturias o demografía para lo que resta de legislatura. No era la primera vez que el presidente reclamaba un pacto de este tipo, y también en esta ocasión fue recibido con escepticismo por parte de los morados y de una IU, que según señaló su portavoz, Gaspar Llamazares, se ha situado «en la oposición».

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Javier Fernández blinda el Ejecutivo en el ecuador de la legislatura