Asturias fue la comunidad con menor reducción de entes autonómicos

El Principado ha cumplido en su totalidad el objetivo de supresión de organismos marcado para 2017


Redacción

Asturias fue la autonomía con un menor porcentaje en la reducción de entes dependientes de la comunidad desde que comenzara el recorte de estos organismos cumpliendo la ley de estabilidad presupuestaria de 2012. Desde entonces, el Ministerio de Hacienda publica una evaluación anual de estas reducciones analizando los datos de cada una de las comunidades. Si bien Asturias se encuentra entre las que menor número de organismos ha reducido, la estadística revela en todo caso que se trata de una de las primeras comunidades en cumplir completamente los objetivos que se había marcado al comienzo del proceso.

En concreto, el número de entes dependientes de la comunidad asciende en la actualidad en Asturias a la cifra de 69. En la estadística de Hacienda se compatibilizan entre estos organismos a la propia administración de cada comunidad, los «Organismos autónomos, Entidades Públicas Empresariales, Agencias y demás Entes públicos vinculados o dependientes de la Administración autonómica», también a las universidades; a las sociedades mercantiles en las que la comunidad tenga una participación del 50% o más en su capital social, y también las instituciones sin ánimo de lucro y los consorcios de cada autonomía. Según las tablas correspondientes al año 2017, a fecha de uno de enero Asturias había cerrado efectivamente 12 organismos dentro de esta clasificación y 4 más estaban en proceso de extinción, el total de 16 supone el cumplimiento del 100% del compromiso adquirido por la comunidad respecto a este año. Pese a todo, el Principado aparece en la tabla como la comunidad con una menor reducción del porcentaje de entes dependientes, un 18,82%, respecto a la situación de partida. En el año 2010, Asturias contaba con 85 entes reconocidos de este tipo.

El mismo informe señala que la media de las comunidades es una reducción del 38,42% y que las que más han reducido respecto a su situación inicial son Islas Baleares (64,09%), Castilla-La Mancha (63,41%), Murcia (61,17%), Navarra (48,42%), Andalucía (46,34%), Cantabria (40,58%), Comunidad Valenciana (37,78%), y Galicia (35,76%). 

El mismo estudio afirma que la reducción de estos organismos en Asturias ha supuesto una pérdida de empleo, en concreto desde el año 2010 1.375 efectivos de personal. Todo ello es evaluado como un ahorro de dentro de los efectos económicos por procesos de reordenación y reestructuración que se detallan año a año. Así, habrían supuesto en el Principado un ahorro de 2 millones de euros entre 2011 y 2012,  una cifra que se habría ido aminorando hasta los algo más de 170.000 ahorrado en el ejercicio de 2015 a 2016. 

Contando a la propia administración del Principado y a la Universidad de Oviedo, los entes asturianos se reparten entre 9 organismos autónomos, 1 entidad pública empresarial, 7 entes públicos, 7 consorcios, 16 fundaciones y 31 sociedades mercantiles. Asturias aparece en una posición intermedia respecto al resto de comunidades según el número de entes dependientes de la autonomía, muy lejos de los 391 organismos con que cuenta Cataluña, 318 Andalucía, o 150 de la Comunidad de Madrid, y también respecto a las regiones con un menor número de entidades, además de las ciudades autónomas, La Rioja con 24, Castilla La Mancha, con 31 o Cantabria con 47. Respectoa su naturaliza jurídica, en el caso del Asturias el 35% de estos entes son de naturaleza pública y el resto de naturaleza privada.

A nivel estatal, el informe señala que «la reducción inicialmente prevista de 508 entidades, para el conjunto de comunidades, se ha visto sucesivamente ampliada hasta alcanzar un objetivo actual de reducción de 939 entidades, esto es, 431 bajas netas más sobre el objetivo inicial»; a lo que añade que «la reducción total comprometida de 939 entidades supone que, tras la culminación de los procesos planteados, el sector público instrumental del conjunto de comunidades estaría en niveles inferiores al año 2003, primer año de formación del Inventario de Entes Dependientes de las Comunidades Autónomas».

El pasado mes de julio, la Sindicatura de Cuentas hizo balance de los resultados de las las empresas públicas asturianas con un saldo negativo. Según su escrutinio, y tomando como referencia cifras del año 2014, se puso de relieve un «empeoramiento generalizado», al perderse 33 millones en 2014, que el endeudamiento del sector con las entidades financieras ascendió a 595 millones de euros, rompiéndose la tendencia decreciente que se había iniciado en 2013 al incrementarse la deuda en un 6%. 

El informe destaca también que el 86% de ese endeudamiento se concentra en tres entidades: la sociedad de Gestión de Infraestructuras Sanitarias del Principado de Asturias (Gispasa), a la que corresponde un 43% del total de la deuda; la Sociedad para la Gestión y Promoción del Suelo en Asturias (Sogepsa), con un 27%, y la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), con un 16%. Siempre con datos de 2014, el total del activo de las empresas públicas asturianas ascendía entonces a 1.058 millones de euros, concentrándose de nuevo el 89% en cuatro: Gispasa (la mayoritaria, con un 43%), Sogepsa, Viviendas del Principado de Asturias (Vipasa) y la Sociedad de Promoción del Principado de Asturias (SRP).  Además, el Tribunal de Cuentas indica que las deudas a largo plazo aglutinaban el 44% del total del patrimonio neto y pasivo y hace hincapié en que el volumen de deudas de Sogepsa, Gispasa y Vipasa implicaban un 64%, un 40% y un 47% del total, respectivamente.

.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Asturias fue la comunidad con menor reducción de entes autonómicos