A la caza de los mejores compostadores de Asturias

Un concurso de Cogesa busca difundir y poner en valor el compromiso medioambiental

Cogersa busca a los mejores compostadores de Asturias El concurso busca difundir y poner en valor el compromiso medioambiental del Principado

Redacción

El compost, ese abono de origen orgánico, será el protagonista, una año más, del concurso de Cogersa. El centro de tratamiento de residuos de Asturias quiere saber qué familia es capaz de realizar el mejor compost doméstico del Principado y para ello, localizará y premiará las mejores prácticas de separación y autogestión de residuos orgánicos de la huerta y la cocina con el certamen «Hago buen compost», un concurso que además buscará difundir y poner en valor ante la sociedad el compromiso con el medioambiente de estos ciudadanos y ciudadanas.

El plazo de inscripción en el concurso está abierto desde el 11 de septiembre hasta el 22 de octubre de 2017 y se rige por unas bases publicadas en la web del consorcio. Las candidaturas deben plantearse rellenando un formulario.

Para compartir la experiencia e inspirar a los que aún no saben cómo fomentar su aportación al cuidado del medioambiente, desde las dos últimas convocatorias existe la posibilidad de recurrir a la grabación de un vídeo para que los candidatos cuenten su experiencia y las motivaciones que les llevan a participar en la campaña de compostaje doméstico de Cogersa. 

El servicio de Educación Ambiental del consorcio seleccionará, en base a los resultados de una encuesta telemática, a los semifinalistas, cuya experiencia inspecciona sobre el terreno, acudiendo hasta sus viviendas y huertas. Finalmente el jurado compuesto por técnicos y especialistas seleccionará a los tres ganadores tras evaluar las muestras del compost de los domicilios en términos estrictamente técnicos, esto es, considerando los resultados de una analítica que mide los parámetros de calidad que regula el Real Decreto 506/2013, de 28 de junio, sobre productos fertilizantes.

¿Qué es el compost?

El compost es un producto que se obtiene a partir de la descomposición de diferentes materiales de origen orgánico. En casa se puede realizar una buena tarea de compostaje con los residuos de la comida, los desechos de la fruta, periódicos no impresos en color, tapones de corcho, los yogures que se han pasado, el papel de cocina e incluso con las infusiones (papel incluido). A ello se le pueden sumar otros materiales propios del jardín como algunas hojas, paja, ramas, serrín o malas hierbas. Todos estos elementos deberán triturarse para favorecer el proceso de descomposición.

Pero no todo vale. Hay residuos que se deben alejar de esta tarea, por distintas razones. La carne, los huesos y el pescado producen malos olores; las plantas o la gran cantidad de vegetales podridos dan lugar también a malos olores y a la putrefacción; los excrementos de animales domésticos y de personas llevan patógenos; y el serrín de madera tratada, las colas y barnices son muy tóxicos.

Una vez se han reunido todos los «ingredientes», es necesario ponerlos en un lugar para iniciar la tarea de compostaje. Si lo que se quiere es buscar la menor complicación, basta con hacer un montón en un rincón del jardín o usar un cajón de listones de madera. Si bien, cuando se quiera intentar llevar la afición a un nivel más riguroso, lo más óptimo será obtener un compostador prefabricado. Además, es necesario contar con diversas herramientas para dar vueltas al compost.

El resultado se obtiene a partir del proceso controlado de descomposición de los materiales orgánicos promovido por la actividad de alimentación de diferentes organismos del suelo (bacterias, hongos, lombrices, ácaros, insectos, etc.) en presencia de aire. El abono obtenido es uno de los mejores, se puede hacer con facilidad y permite mantener la fertilidad de los suelos con excelentes resultados en el rendimiento de los cultivos.

Comentarios

A la caza de los mejores compostadores de Asturias