Carcedo: «Preferiría que no llegara a aplicarse el 155»

La senadora socialista asturiana es una de los 27 miembros de la comisión que debatirá el artículo en la cámara alta

La socialista María Luisa Carcedo.La socialista María Luisa Carcedo
La socialista María Luisa Carcedo

Redacción

La senadora socialista Maria Luisa Carcedo es la única asturiana que participará en la comisión de los 27 que decidirá sobre la aplicación del artículo 155 por el que el Gobierno tomará el control de la autonomía catalana con el objetivo de la «vuelta a la legalidad» y con el propósito de convocar nuevos comicios en la comunidad en una plazo de seis meses; aunque desde el PP se ha insinuado que se podría extender ese periodo. Sobre estos ha asuntos ha hablado en declaraciones a La Voz de Asturias.

Carcedo preferiría que no llegara a aplicarse. Este martes tendrá lugar la primera reunión de la comisión y la senadora señaló que «lo que yo espero que es no tenga que culminar sus trabajos; que alguien, el que se ha saltado las reglas, vuelva a la legalidad, la de la Constitución y el Estatuto de Autonomía porque es lo que permite el marco de autogobierno. Yo preferiría que volviera a ese marco y que la comisión no culmine su trabajo». Esto podría ser así si el president Puigdemont convocara elecciones autonómicas esta semanas. Aunque no todo el mundo lo ve así, en un extremo el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, afirmó que el artículo 155 «ya no se puede frenar», incluso aunque hubiera adelanto electoral en Cataluña. El portavoz de la dirección del PSOE, Óscar Puente, advirtió de que el 155 continuaría, incluso con elecciones, pero sólo en el caso de que se produjera una declaración unilateral de independencia. Para Carcedo «el gobierno se ha resistido a aplicar el artículo» y, a su juicio, si Puigdemont diera un paso atrás, «todo se hará con acuerdo y con sentido común».

Carcedo no quiso pronunciarse, antes de que la comisión inicie sus trabajos, sobre algunos de los puntos más controvertidos de la propuesta del Ejecutivo central para aplicar el 155, desde el hecho de que se puedan convocar elecciones autonómicas a la intervención de la televisión catalana. En todo caso, la senadora señaló que «no se intervendrán medios de comunicación, las competencias que se ejercían desde el gobierno se ejercerán de otra manera, pero no es intervenir. Aquí de lo que trata es de que si un gobierno se declara en rebeldía, o no cumple la reglas, hay que reconducir la legitimidad de las instituciones a su marco original, porque es el que permite que exista». 

La senadora, por designación autonómica, destacó que la posición del PSOE es «la defensa del Estado, de un estado social, democrático y de derecho y eso es la Constitución». Carcedo calificó el desarrollo del proceso soberanista en Cataluña a lo largo de las últimas semanas como «una agresión a la Constitución y se debe reconducir al respeto a los órganos de autogobierno que es la Constitución la que permite que existan». La asturiana resaltó que «nos costó mucho» aprobar la Carta Magna y es «el marco de convivencia fundamental que nos dio estabilidad durante 40 años». Carcedo insistió en que el PSOE mantiene una posición «radicalmente distinta» al PP en materia de proyecto político pero «coincidimos en la defensa del Estado y el interés general». Así destacó que «no coincidimos ni en el modelo de sociedad ni el proyecto político pero las reglas de la convivencia las hay que pactar y la Constitución tiene que ser del conjunto, tiene sus propias reglas de revisión que exigen una mayoría de tres quintos porque eso exige consensos».

Reformas

De cara a una futura reforma de la Constitución, una que ya ha propuesto el partido socialista, Carcedo señaló que en su programa se propone «el refuerzo de los derechos sociales para garantizar la financiación de la sanidad, la educación o las pensiones. Esa es una pata fundamental, la otra es la reforma del título VIII y se trata de perfeccionar el estado autonómico hacia un estado federal, es algo que no se pudo hacer en el 78, hay que completarlo porque el modelo autonómico no tiene mecanismos de cierre un estado federal».

La senadora señaló que «desde su nacimiento es la izquierda es internacionalista y no podemos compartir que una comunidad que se considera más rica que otra se quiera separar por eso, el argumento de 'España nos roba'. No podemos compartirlo, los impuestos los pagan las personas, no los territorios, un impuesto como el de la renta que es progresivo, lo pagan las personas, lo pagamos todos igual, más en un territorio si hay personas que paguen más. Otra cuestión son los sentimientos, eso es respetable, pero nosotros no somos nacionalistas y mucho menos independentistas». Carcedo destacó además que en todas estas semanas tanto la dirección federal del partido como el PSC «hemos ido de la mano» y afirmó que los alcaldes socialistas en Cataluña «están sometidos a una presión brutal y hay que entenderlos porque son los que se están manteniendo firmes en al defensa del estado de derecho».

Por otra parte, Carcedo se mostró crítica con los planteamientos de Podemos en las últimas semanas. «Cuando nacieron decían que no eran ni de izquierdas ni de derechas, que si arriba o que se abajo, y es que no sabemos dónde están». Este sentido reclamó que si la Constitución necesita ajustes estos se hagan «dentro del marco que ella fija y en las Cortes Generales porque ahí está la soberanía del pueblo español». Además afirmó que «no se puede confundir al intentar anteponer la democracia a las leyes, porque la democracia son las leyes que nos hacen iguales a todos».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Carcedo: «Preferiría que no llegara a aplicarse el 155»