De niño héroe a atracador suicida

El asaltante que se suicidó en Cangas de Onís tras retener a tres rehenes había sido premiado a los 12 años por salvar a dos niños de morir ahogados

Juan Carlos Sahagún
Juan Carlos Sahagún

Redacción

Antes de que la televisión se hubiera extendido a la mayor parte de los hogares españoles, Juan Carlos Sahagún, el atracador que después de varias horas de tiroteos y el secuestro de tres rehenes en una oficina bancaria de Cangas de Onís terminó por suicidarse, ya había sido protagonista en las pantallas. Lo fue además por un motivo totalmente distinto, la verdad es que radicalmente opuesto, al de ser autor de un intento de asalto de extrema violencia. Juan Carlos Sahagún, con 12 años, fue uno de los niños héroes reconocidos por el programa Operación Plus Ultra, en el franquismo, pieza obligada en las proyecciones del NoDo. Y lo fue por algo tan osado como lanzarse al río Ebro, con sólo 12 años, para salvar de morir ahogados a otros dos niños, de 11 y 3 años, que eran arrastrados por las aguas. El propio Sahagún estuvo a punto de morir en aquella hazaña infantil.

Era el año 1970 y junto con el resto de niños premiados por  la operación Plus Ultra recorrió varias capitales europeas, fue recibido por el Papa en el Vaticano y, según detalla El Mundo, también tuvo una audiencia con la reina Fabiola de Bélgica por expreso deseo de la monarca. En La Sexta emitieron algunas de las imágenes del pequeño héroe niño que había arriesgado su vida para salvar otros dos pequeños en su localidad natal de Miranda del Ebro, en Burgos.

Pero algo tuvo que torcerse en la vida de Sahagún con el paso de los años, con la adolescencia y la llegada a la edad adulta. Fue por entonces cuando sus vecinos comenzaron a conocerle por su apodo de delincuente, 'El Rife' y por sus constantes entradas y salidas de la cárcel. y no siempre porque hubiera terminado de cumplir su condena. En 1989 intentó escaparse del penal de El Dueso, en Cantabria, Había desaparecido junto a otros dos internos y durante tres días los agentes rastrearon la zona en busca de los fugados. Finalmente los encontraron escondidos en una falso techo de la misma prisión. En su historial había numerosos atracos y varios de ellos también a punta de pistola, uno de los últimos tuvo lugar en el año 2011 cuando con otro cómplice asaltó el Centro Sanitario San Juan de Dios de Palencia. Huyeron con el botín pero fueron detenidos a los pocos días, a Sahagún, ya 'el Rife' le condenaron a tres años y medio de cárcel.

La mañana del martes, pasados pocos minutos de las 9 de la mañana, 'el Rife', aunque aún no lo sabía, iba a dar su último golpe en Cangas de Onís, en Asturias. Tras atracar el banco se topó a la puerte con el primer despliegue de Guardias Civiles que habían recibido la alarma, la emprendió a tiros. Su compañero se lanzó al suelo y se entregó, este jueves pasará a disposición judicial. Sahagún regresó al interior de la oficina y se atrincheró en ella con tres rehenes, un cliente y dos empleadas de la sucursal. Fue precisa la labor de un mediador para que fueran liberados después de cuatro largas horas de secuestro, cercados en pleno centro de la villa, sin posibilidad de escapar. Tras soltarlos el niño héroe de los 70 y  'El Rife' tomaron una misma decisión, la de no volver jamás a la cárcel. Lo había advertido ya por la mañana durante el tiroteo. Los agentes escucharon un último disparo en la oficina de Liberbank, después de cerciorarse de que no había peligro, entraron en ella se encontraron a Sahagún en estado crítico, dando sus últimos suspiros después de dispararse en la cabeza. No pudieron hacer nada para salvarle. 

Todo lo que se sabe del atraco de Cangas de Onís

S.D.M.

Dos asaltantes intentan robar en una sucursal bancaria. Uno de los ladrones se suicida tras retener en el interior a tres rehenes. Un guardia civil resulta herido

Hubo hasta un intercambio de disparos en plena calle que sembró el pánico. Un atraco con rehenes en un banco de Cangas de Onís, a primera hora de la mañana, se ha saldado con un agente de la Guardia Civil herido en un brazo y uno de los dos atracadores implicado muerto, al pegarse un tiro tras liberar a las dos empleadas y al cliente que retenía. Los vecinos han llenado las redes sociales de vídeos e imágenes que mostraron toda la operación. Fue necesaria la intervención de un negociador de la Comandancia de Gijón para poder resolver el atraco. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

15 votos
Comentarios

De niño héroe a atracador suicida