«Ana» se está dejando sentir con fuerza en Asturias, pero no con tanta como amenazaban las previsiones. El Principado ha amanecido con la reducción de la alerta roja que afectaba a amplias zonas de la región a alerta naranja en el litoral, por fenónemos costeros, y la cordillera y los Picos de Europa, por nieve que hoy alcanzará espesores cercanos a los 20 centímetros y podría descender hasta los 700 metros. También se mantiene en naranja la alerta por viento en toda Asturias, con una previsión de rachas que podrían llegar a los 120 kilómetros por hora, aunque se ha desactivado ya el Nivel 1 del Plan Territorial de Emergencias. La lluvia, viento y el oleaje, que arreciaron a útima hora del domingo, han dejado rachas que han rozado los 100 kilómetros por hora en Cabo Busto o Cabo Peñas, y precipitaciones de 58,4 litros en San Antolín de Ibias y 52,2 en Pola de Somiedo, y superaron los 40 litros por metro cuadrado en San Tirso de Abres, Pajares y Castropol. Entre las incidencias, todas ellas menores, se cuentan calles y tramos de carretera anegados, árboles caídos y actuaciones puntuales por argayos o inundaciones en viviendas, además de varias incidencias en el tráfico.

A la borrasca profunda «Ana», generada por ciclogénesis explosiva aún le quedan, con todo, unas horas de actividad intensa que irá amainando a lo largo de una jornada que también se ha iniciado con temperaturas bajas en la cordillera, que hay llegado a los 1,9 bajo cero en Pajares. La jornada se inicia también con problemas en los puertos de montaña asturianos. Se requiere uso de cadenas en El Palo, Mujeres Muertas, La Reigada, Leitariegos, Connio, Cerredo, Campillo, Acebo y Tormaleo.

Los efectos de «Ana» en Asturias quedan, por el momento, lejos de los que ha provocado en Galicia o en zonas de Castilla-León. Las rachas de más de 100 kilómetros por hora registrasdas en el aeropuerto (113), cabo Busto (108) y Villayón (101) distan mucho de los hasta 160 kilómetros por hora que se midieron en Estaca de Bares. Del mismo modo, las precipitaciones de 61 y 58 litros por metro cuadrado acumulados a las diez de la noche, respectivamente, en Pajares y Somiedo, queda muy por debajo de los 201 litros por metro cuadrados recogidos a esa misma hora en A Lama (Potenvedra).

Las imágenes tomadas por el satélite dejan constancia de la importancia de esta profunda borrasca que ha puesto sobre aviso a todo el norte penínsular. Aemet ha compartido vídeos con su evolución hora a hora en las redes sociales. Este es el canal que también está utilizando para reclamar la máxima precaución. Este temporal coincide, además, con la operación retorno del puente de la Constitución.

Las alertas se mantienen en toda España ante el paso de «Ana»

Europa Press

La ciclogénesis explosiva «Ana» que llegó a España este domingo permanecerá hasta el final de hoy lunes en la Península Ibérica y Baleares, con vientos que en algunos puntos podrían alcanzar los 140 kilómetros hora, fuerte oleaje y precipitaciones abundantes que en algunas zonas podrán descargar hasta 100 litros por metro cuadrado, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Casi medio centenar de provincias permanecen en alerta por viento, oleaje y nieve. Tarragona se encuentra en riesgo extremo por rachas que podrían alcanzar hasta 140 kilómetros por hora. Igualmente se encuentran en situación de riesgo importante por viento, Almería, Córdoba, Granada, Huelva, Málaga, Sevilla, Huesca, Teruel, Zaragoza, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Girona, Ceuta, Madrid, Baleares y Murcia. En situación de riesgo amarillo también por rachas de viento están las islas Canarias, Barcelona, Melilla, Castellón, Valencia.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

«Ana» fue menos dura de lo previsto con Asturias