Los cimientos de la «conciencia del Noroeste»

Asturias, Galicia y Castilla y León ya han concretado sus reivindicaciones en financiación, demografía y en el Corredor Atlántico

 Puente de los Santos, en la ría del eo, entre Asturias y Galicia
Puente de los Santos, en la ría del eo, entre Asturias y Galicia

Redaccion

La «conciencia del noroeste» reivindicada este lunes en Ribadeo por los presidentes de Asturias y de Galicia se ha ido forjando a través de de toda una serie de encuentros, en los que ha participado también su homólogo de Castilla y León, en los que ha pesado ante todo la defensa común de una posición de cara al debate de la reforma del sistema de financiación autonómica en la que han apostado por un modelo que garantice la igualdad en la prestación de servicios en todos los territorios; además de la reclamación conjunta de medidas efectivas contra el declive demográfico y el envejecimiento de la población. Pero también hay toda una serie de proyectos tangibles en el ámbito de las infraestructuras en el que se despliega este entendimiento entre comunidades, estas son las más relevantes.

Corredor Atlántico

Entre los años 2010 y 2013 comenzó a diseñarse el corredor atlántico, un eje de transporte comunitario del que quedaron excluídas las comunidades con salida a ese océano. Los consejeros de infraestructuras de Asturias, Galicia y Castilla y León firmaron una declaración conjunta el pasado mes de octubre para intentar corregir en la medida de lo posible esta situación. Hay margen pero a un plazo bastante largo. El reglamento que define la Red Transeuropea de Transporte debe comenzar en 2023 los trabajos para la inclusión de nuevos tramos de la Red Básica. Es entonces cuando los tres territorios quieren que el Ejecutivo español dé impulso a un rediseño del proyecto para priorizar la conexión ferroviaria de su actual trazado español con los puertos marítimos de Vigo, A Coruña, Gijón y Avilés a través de Palencia y León. Además las tres comunidades quieren que el itinerario se complete posteriormente con una línea de costa entre A Coruña, Avilés y Gijón, de forma que despliegue «un bucle de conexión de los puertos de la cornisa atlántica, similar al existente en el Corredor Mediterráneo», según reza la declaración conjunta, En ella también se defiende la importancia de las autopistas del mar para conectar esta fachada marítima con las costas de Normandía, Bretaña y el Loira, en Francia.  

A lo largo del año tanto los gobierno de Asturias como de Galicia han buscado además impulsar el tren transcantábrico, una reforma de las vías que conecte todos los puertos de la cornisa y que sirva de alternativa al AVE del Cantábrico que nunca llegó a desarrollarse. Este Transcantábrico forma parte de los proyectos planteados por el Principado y el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo destacó en Ribadeo que la «obsesión» por la comunicación entre la periferia y Madrid, en una estructura radial de la península, en vez de priorizar las comunicaciones por el norte, habían sido una «equivocación».

El Eo de orilla a orilla

La ría del Eo separa las comunidades de Asturias y Galicia como una frontera natural, pero es también el objeto de muchas de las políticas comunes desarrolladas de forma conjunta por ambas comunidades. En el caso de la depuración de la propia ría, las dos autonomías han comenzado a desarrollar un Sistema General de Saneamiento para varias parroquias de los concejos de Castropol y Vegadeo. Se trata de Barres, Castropol, Figueras y Moldes, Tol, Piñera y Seares (en Castropol), y en Galicia las de Piantón y Vegadeo; todas ellas --casi 6.000 habitantes en total-- vierten sus aguas residuales a la ría en y contarán con una depuradura que se prevé que esté concluida a mediados del año que viene.

La pesca en el río Eo, en cotos y zonas compartidas por ambas comunidades, se administran desde Asturias los días pares y por parte de Galicia los días impares. Esta división sirve también para las capturas en zonas libres compartidas de manera que se precintarán en Asturias los días pares y en Galicia los impares; las dos comunidades han acordado que las licencias de pesca de ambos territorios se podrán usar indistintamente en el tramo compartido. También son los días impares para Galicia y los pares para Asturias a la hora de repartirse la gestión de la Reserva de la Biosfera del Río Eo, que es también de los Oscos y Terras de Burón.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los cimientos de la «conciencia del Noroeste»