La alta virulencia de la gripe causa siete muertes en Asturias y llena los hospitales

La incidencia registra una de las tasas más altas de los últimos años. Las plantas de hospitalización están casi al completo. Seis de los fallecidos tenían más de 70 años

Vacunación contra la gripe.Vacunación contra la gripe
Vacunación contra la gripe

Redacción

La incidencia de la gripe se ha situado en una tasa de 735 casos por cada 100.000 habitantes, una de las más altas de los últimos años, aunque sin llegar a superar la máxima registrada en la red de médicos centinela en la temporada 2007-2008, con un pico de 953 casos por cien mil habitantes. La gripe, que aumenta en todos los grupos de edad, pero de forma mucho más notable entre los menores de cinco años, ha causado ya la muerte de siete personas, seis de ellos de más de 70 años.

El pico epidémico de la gripe está provocando que las plantas de hospitalización estén al completo salvo en las áreas IV y III. El área V es la que tiene la mayor presión asistencial en este momento, según ha afirmado el consejero Francisco del Busto, dado el volumen de pacientes y la incidencia de la gripe.

Del Busto ha indicado que todos los hospitales tienen triaje en la puerta y esperan más tiempo los pacientes que están menos graves, al tiempo que ha asegurado que «todos» los que necesitan una cama ingresan y se atiende sistemáticamente a todos los pacientes. El consejero ha afirmado que hay refuerzos en todos los hospitales y en toda la Atención Primaria hasta llegar al máximo de los refuerzos que pueden tener, ya que hay «grandes problemas» de demandantes de empleo, sobre todo, en el grupo de médicos y en Atención Primaria.

Según ha informado la Consejería de Sanidad, hay un predominio muy claro de virus gripales B, aunque también se ha dado un ligero aumento de los A, y no se esperan cambios significativos. Por otra parte, comienza a detectarse un descenso de los aislamientos de virus, una situación que «invita a pensar que se ha llegado al máximo de incidencia de la temporada, algo que sólo se podrá asegurar en función de la evolución de las próximas semanas», según precisa Sanidad.

La Consejería tiene contabilizados 32 casos graves entre los que ha habido siete fallecimientos -seis varones y una mujer-, todos ellos de personas con algún factor de riesgo, y seis de ellos tenían más de 70 años. Hasta la pasada semana se habían vacunado 188.899 personas, con una cobertura del 54,13% de los mayores de 65 años

En el conjunto del país, la onda epidémica de la gripe continúa en ascenso y prácticamente se han duplicado los casos en la última semana de 2017 al pasar de una tasa de incidencia de 120,9 a los 208,3 casos por 100.000 habitantes.

Según el último informe del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España, que analiza los datos de la última semana de 2017, la intensidad de la gripe es muy alta en Asturias, media en Cantabria, Cataluña y Madrid y baja en el resto del territorio vigilado.

El nivel de difusión de la gripe es epidémico en la mayor parte del territorio, excepto en Baleares, que es local, esporádica en Canarias y nula en Ceuta.

Añade que se observa una circulación mayoritaria del virus B.

Con respecto a la semana anterior, se observa un incremento de la gripe principalmente en Asturias, y norte peninsular, así como el sur de Castilla y León y noroeste de Andalucía y la incidencia de la enfermedad ha experimentado un «aumento significativo» en todos los grupos de edad.

Desde el inicio de la temporada se han notificado 48 muertes por gripe en diez comunidades. La mayoría de los fallecidos (el 75 %) tenía más de 65 años, el 23 % entre 45 y 64 años y uno de entre 15 y 44 años. Todos ellos presentaban factores de riesgo y el 67 % no se había vacunado.

Comentarios

La alta virulencia de la gripe causa siete muertes en Asturias y llena los hospitales