Estos son los ayuntamientos que perderán concejales

Hasta tres concejos asturianos perderían ediles por la caída de la población y otros cuatro se quedan en el límite en el último padrón municipal


Redaccion

La mengua de la población es una constante de las últimas décadas en Asturias, una tendencia que se ha venido confirmando año tras años hasta la publicación del último padrón oficial que deja el número total de asturianos a fecha de enero del ya pasado 2017 en un exiguo 1.034.960, con una pérdida generalizada de habitantes en el conjunto del territorio respecto al anterior censo de 2015 en casi todos los concejos. Hasta el punto de que algunos de ellos cruzan ya las barreras de los intervalos que fijan el número de concejales que hay en un ayuntamiento. Son consistorios que tendrán también una mengua de ediles, son tres y hay otros cuatro que tienen muchas papeletas para hacerlo a muy corto plazo.

La escala por la que se concede el número de concejales de un ayuntamiento es proporcional a la población; los más pequeños, los que nos superan los 100 habitantes tienen siempre 3, el mínimo; de 101 a 250 son 5 ediles, de 251 a 1.000 serán 7; 9 concejales en el tramo de 1.001 a 2.000; si son entre 2.001 a 5.000 personas les corresponden 11 ediles; de 5.001 a 10.000 se sube a 13; a partir de 10.001 hasta los 20.000 se aumenta a 17; de 20.001 a 50.000 son 21; de 50.001 a 100.000 son 25; y por último, cuando se superan los 100.000 habitantes se van añadiendo un concejal más por cada millar de mil que se añada; y si es necesario añadiéndole uno más para que la cifra de electos en el consistorio siempre sea impar.

Hay tres concejos en los que se pierde población hasta el punto de descender uno de esos escalones, se trata de Degaña (que baja de los mil vecinos descendiendo hasta 978 por lo que perderá dos ediles); también Riosa pierde un escalón y baja de los poco más de 2.000 a 1.991, de manera que perderá tres concejales; y en Grado la rebaja es más amplia, se llega a los 9.980 con lo que se desciende de los 10.000 así que la pérdida será también mayor, hasta cuatro concejales. Hay otros cuatro concejos que se han quedado muy cerca de perder población hasta el punto de descender un escalón municipal, son los de Cabrales, que perdió 25 vecinos pero se mantiene con 2.008; Candamo con 2.028 habitantes aunque perdió 21; Illas que se mantiene con 1.017 aunque descendió en 9 y por último Cabranes, que en realidad aumentó su censo en 6 personas pero se queda en un justo 1.058 muy cerca de la frontera del millar.

El envejecimiento de la población es endémico en las regiones del noroeste de la península ibérica, aunque en el caso de Asturias se dan cifras especialmente alarmantes. Asturias no es sólo el territorio europeo con menor tasa de natalidad --con una media de 0,99 hijos por mujer--, sino que también donde se encuentra la proporción más baja de habitantes menores de 30 años de toda la Unión Europea (UE). En un informe de Eurostat, a partir de la comparación de datos de niños y jóvenes de todas las regiones europeas, Asturias aparece a la cola de la UE al representar la población menor de 30 años un 23,6%. Son casi diez puntos por debajo de la media europea, un tercio del total, el 33,3% de la población de la UE tiene menos de 30 años. Además en el caso de Asturias se constata un desplome constante a lo largo de toda la década entre 1994 y 2004, en la que acumula siete puntos de pérdida de población.

La Federación de Municipios y Provincias (FEMP) publicó en junio un informe en que declara a 17 ayuntamientos asturianos en vías de extinción. Consideraban así a los concejos con menos de 1.000 habitantes que corren el peligro de desaparecer o de quedarse sin estratos generacionales suficientes para mantener su estructura económica y social; en sus conclusiones para todo el país apuntaban que esta situación afecta a «la mitad de todos los municipios españoles» y hasta 36 provincias se encuentran en la senda de la «regresión demográfica».

En octubre, el Ejecutivo asturiano presentó un plan con propuestas de inversión en políticas contra en el envejecimiento abierto, según se destacó, a las aportaciones de otros partidos. Ese documento marcaba siete ejes de intervención entre los que se señaló la dinamización económica y de tecnologías de la información, actuaciones destinadas a la igualdad de oportunidades, conciliación y corresponsabilidad para las familias, racionalización de horarios y experiencias de teletrabajo en la administración pública. Pero lo cierto es que ni siquiera la cuestión demográfica ha logrado reunir el consenso político en un parlamento autonómico muy dividido. De hecho, el tercer fracaso en la negociación presupuestaria a tres bandas entre PSOE, Podemos e IU se saldó con el voto negativo de los morados que reclamaron hacer ya gratuita la matrículas para los niños inscritos en las escuelas municipales de 0 a 3 años, pero sólo para quienes ya hubieran reservado su plaza para el próximo curso. Con la prórroga se perdió además la rebaja del 50% acordada en el documento entre socialistas e IU para la inscripción en las escuelas.

Sí ha sido una constante en las reuniones mantenidas en las cumbres de las comunidades del noroeste y en 2017 hicieron citarse con gran asiduidad a los presidentes de Asturias, Galicia y Castilla y León; hasta el punto de llevar la iniciativa y arrancar al Ejecutivo central en la última conferencia de presidentas de las CCAA que se abordara como «asunto de estado» y se le dedicó una secretaría en el organigrama gubernamental. 

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Estos son los ayuntamientos que perderán concejales