La Asturias solidaria viaja con destino a Senegal

La Asociación Avimun une en su próximo viaje su pasión por viajar con la colaboración solidaria en varios poblados africanos

Cartel de la Asociación Avimun
Cartel de la Asociación Avimun

Redacción

José Ramón Silva, ha viajado mucho durante toda su vida. Y junto a él su grupo de amigos. La pasión por los viajes, la cultura y la gastronomía dio lugar a la Asociación Avimun, que pasó de ser una reunión semanal en una cafetería, a una organización más numerosa y compleja, con viajes más elaborados. En la asociación Silva, que es su presidente, y sus compañeros han llevado a cabo todo tipo de viajes, siempre con la premisa de la superación. Misterios por resolver, noches temáticas festividades históricas o jornadas gastronómicas son algunas de las actividades que les han movido a viajar por todo el mundo. Pero en Avimun faltaba por llevar a cabo un reto: realizar un viaje solidario.

Uno de los muchos aviones que han tomado a lo largo de sus vidas les llevó a Senegal. Allí, tanto Silva como su mujer se quedaron impactados por la situación social que se vivía: carencia de comida, viviendas en mal estado o escuelas carentes de mobiliario, donde los niños estudian y comen sentados en el suelo. Silva tenía que hacer algo, quería unir su pasión -los viajes- con una humilde acción humanitaria. «Será una organización compleja y muy ambiciosa, no exenta de grandes dificultades, con cierta incertidumbre, por el coste y el tipo de reto, pero, como siempre, la asociación ha desbordado en su respuesta positiva», asegura Silva.

José Ramón Silva, presidente de Avimun, junto a su mujer y varios miembros del poblado
José Ramón Silva, presidente de Avimun, junto a su mujer y varios miembros del poblado

Un total de 26 personas, profesionales de la sanidad y la educación, empresarios y funcionarios de administraciones públicas, tendrán como objetivo principal llevar a Senegal toda la ayuda posible. El grupo viajará a tres poblados de Senegal donde tienen previsto realizar una serie de actuaciones concretas. En Keur Bounama impartirán un curso de cocina española además de cocinar para toda la aldea. En el poblado de Sippo, situado en una isla, serán recibidos por la reina, que les ensañará el lugar. Será allí donde realicen una serie de juegos deportivos con los niños de la escuela. Por último, en la aldea de Mbourokh Toucouleur, volverán a cocinar para más de 80 niños y sus profesores y harán entrega de mesas sillas y armarios que se han encargado fabricar en una carpintería de Dakar. A esta y a las escuelas del resto de poblados se las dotará de todo el material que sea posible trasladar en el vuelo, además de una gran parte que se espera adquirir en Senegal «Tenemos actividades previstas, pero lo cierto es que cuando lleguemos allí será todo un poco improvisado. No sabemos, por ejemplo, como será eso de cocinar para casi 100 personas», dice Silva.  Además de realizar actividades con las gentes de los poblados, harán entrega también de medicamentos básicos, tratarán de mejorar las infraestructuras básicas y llevarán consigo juguetes y equipaciones deportivas, que han sido cedidas por el Real Oviedo.

Niños de un poblado de Senegal fotografíados en el último viaje a África de la asociación
Niños de un poblado de Senegal fotografíados en el último viaje a África de la asociación

Durante el viaje, todos sus integrantes grabarán su aventura solidaria que culminará en un documental que esperan presentar antes del verano. «Avimun poco a poco ha llegado hasta las puertas de un gran reto y es simplemente la demostración de que personas anónimas, sin grandes infraestructuras ni financiación, pero con mucha tenacidad, pueden llegar a construir algo realmente importante y que seguro va a dejar una huella, humilde pero profunda», explica Silva.

Donativos con nombre propio

La asociación ha abierto una cuenta para recibir donaciones desde cualquier parte del mundo. «No pensábamos que esta iniciativa fuese a crecer tan rápido, nos han llegado donaciones hasta de Argentina», asegura su presidente. Además, se encuentran llevando a cabo la venta de camisetas para recaudar fondos con los que comprar material escolar y medicamentos. Todas estas donaciones tienen nombre propio y así se lo harán saber a los habitantes de los poblados. «Cada mesa, silla o cualquier tipo de mobiliario con el que amueblaremos las escuelas y centros médicos llevará el nombre de las empresas o personas físicas colaboradoras», cuenta Silva, «también pedimos a todas aquellas personas que donen que nos hagan llegar una fotografía suya para enseñárselas a los niños y que reconozcan a sus padrinos».  Según cuenta Silva, serán muchas las fotografías que viajarán a Senegal, puesto que lo que parecía ser un humilde proyecto, ha logrado reunir a decenas de personas y empresas en esta nueva aventura solidaria de Avimun.

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

La Asturias solidaria viaja con destino a Senegal