El reto de la Universidad de Oviedo: atraer talento extranjero

Asturias suspende en el fichaje de profesores de fuera, que suponen el 1,2% de la plantilla

Facultad de derecho de la Universidad de Oviedo
Facultad de derecho de la Universidad de Oviedo

Redacción

La plantilla de la Universidad de Oviedo apenas tiene profesores extranjeros. La institución académica asturiana no es una excepción a nivel nacional, ya que el peso de los docentes de fuera es mínimo en todo el país, pero la comparativa no sirve para excusar un punto en el que el propio rector, Santiago García Granda, reconoció en su día que tenían que mejorar. Los datos oficiales evidencian que la universidad regional tiene un largo camino que recorrer para alcanzar el nivel de países vecinos.

La respuesta a una pregunta parlamentaria en el Congreso de los Diputados recoge que solo el 1,2% de los profesores de la Universidad de Oviedo son extranjeros. El porcentaje se sitúa seis décimas por debajo de la media nacional, del 1,8%, aunque las diferencias por comunidades autónomas son significativas. En un extremo se sitúa Cataluña (3,9%), la única que se encuentra por encima de la media española. En el otro aparece La Rioja (0,5%). La diferencia por comunidades es llamativa pero lo es todavía más si se analizan universidades concretas. La que más tiene es la Pompeu Fabra de Barcelona (12,1%) y la que menos la Universidad de Jaén (0,3%). Los datos son del curso 2015-2016.

La aportación internacional tiene repercusión en la calidad de la enseñanza, y desde el Ministerio de Educación son conscientes. Para corregir esa situación ha puesto en marcha la «Estrategia para la internacionalización de las Universidades Españolas 2015-2020». El objetivo es captar profesores extranjeros porque esta situación provoca que se pierdan oportunidades en programas internacionales, resta competitividad y se pierden oportunidades en investigación e innovación.

La situación en el conjunto de Asturias es similar a la del resto de España, con la excepción de Cataluña. Pero todo empeora si se compara con el resto de países vecinos, ya que, por ejemplo, está muy lejos de Reino Unido (27,3%), Suiza (43%), Suecia (13,5%) o incluso Portugal (3,5%), según los datos recientes de la Comisión Europea.

El rector reconoce las carencias

El rector de la Universidad de Oviedo es consciente de las carencias de la institución en este apartado. En la última entrevista concedida a LA VOZ DE ASTURIASSantiago García Granda aseguraba que «no tenemos un programa de captación de talentos o de regeneración para que nuestras plantillas no estén solo formadas por las personas que estudiaron en Oviedo». «Y eso es malo», añadía. Pero para cambiar la situación, reconocía que «necesitamos recursos para contratar a investigadores distinguidos que hagan su carrera aquí, que se integren y se acrediten».

Para que la universidad sea atractiva para estos profesores, es necesario ofrecerles la estabilidad. En ese sentido, García Granda recordaba que estaban trabajando en un plan «para conseguir ERCs (european research council), ayudas o proyectos, de forma que las personas que vengan con esas ayudas, ya sean de la Universidad de Oviedo o de fuera, puedan iniciar un proyecto con la debida financiación». El objetivo es que convivan las personas formadas en Asturias con la que llegan de fuera, ya que esa variedad enriquece a la institución. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El reto de la Universidad de Oviedo: atraer talento extranjero