La Fundación Oso Asturias quiere mostrar el esqueleto de Tola con fines educativos

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

ASTURIAS

José Tuñón explica los pasos que pretenden seguir una vez realizada la necropsia. Ahora sus esfuerzos se centran en analizar la reacción de Paca a la muerte de su hermana

19 ene 2018 . Actualizado a las 12:41 h.

La muerte de Tola no ha cogido por sorpresa a los cuidadores de las osas. El plantígrado sufría una enfermedad crónica que afectaba a su locomoción desde el año 2012, problemas que se agravaron en los últimos meses. A falta de que se realice la autopsia, todo apunta a causas naturales como motivo del fallecimiento. Con 29 años, Tola «se ha ido apagando poco a poco en los últimos días», explica José Tuñón, director de la Fundación Oso Asturias (FOA). Tuñón asegura que ahora los esfuerzos se centran en analizar la reacción de Paca a la muerte de su hermana y reconoce que, si se puede, su intención es «aprovechar es esqueleto con fines educativos y divulgativos».

A lo largo del día de hoy se realizará la necropsia de Tola en el Centro de Biotecnología Animal del Serida en Deva, Gijón. Previsiblemente, los resultados se conocerán la próxima semana y ahí se sabrán las causas exactas de sus muerte. A falta de resultados definitivos, Tuñón afirma que todo apunta a causas naturales como el motivo del fallecimiento. 

Los resultados aportarán «información sobre el estado de la osa y, si el estado es bueno y se puede, la idea es aprovechar el esqueleto de Tola con fines educativos y divulgativos», apunta Tuñón. La intención también es utilizar la piel con fines científicos. «Me gustaría agradecer la labor de los veterinarios y cuidadores durante todo este tiempo» señala el director de la FOA, quien reconoce que su trabajo ha aliviado el dolor de Tola durante su última etapa.

Tola falleció a los 29 años, una edad avanzada para un oso. El director de la Fundación Oso Asturias explica que «los datos están ahí, los osos en semilibertad duran más años, unos 30 años, mientras que cuando están en libertad suelen durar entre 20 y 25». «Otra cosa es el estilo de vida, pero cuando están en cautividad tiene más facilidad para acceder a los alimentos, más atenciones médicas y es más complicado que les puedan suceder contratiempos como los que pueden ocurrir en libertad».

La reacción de Paca

Todavía es pronto para conocer la reacción de Paca a la muerte de su hermana. Después de 29 años viviendo juntas, los plantígrados habían desarrollado fuertes vínculos. Tuñón afirma que pese a estar en un estado de pseudo hibernación «Paca se ha dejado ver un poco. Es algo habitual, no puede decirse que por el momento su comportamiento haya sido excepcional».

Pese a ello, los trabajadores de la FOA pondrán el foco para saber hasta qué punto le afecta la muerte de su hermana. «En función de su comportamiento analizaremos las acciones a tomar», señala, aunque sostiene que «todavía es pronto».«Paca es más independiente de lo que lo era Tola. Tola siempre iba detrás de Paca y no al revés, pero tenemos que ver cómo le afecta».

La osa Tola en el cercado de Santo Adriano

Asturias llora la muerte de la osa Tola

Luis Fernández

La osa Tola ha muerto. El famoso animal, rescatado en el año 1989 junto a su hermana Paca después de que un furtivo matase a su madre, acaba de fallecer en el cercado de Santo Adriano. El plantígrado, había cumplido 29 años y tenía problemas de locomoción desde el 2012. De hecho, su estado se había agravado desde el otoño. La noticia de su defunción ha corrido como la pólvora en una región en la que era un auténtico referente en la defensa de una especie que parece haber pasado sus peores momentos. Todo el mundo piensa ahora en el futuro de Paca, a la que se encontraba muy unida.

Seguir leyendo