La autopista del Huerna es la sexta con más reclamaciones respecto al número de usuarios

Las quejas sobre la conservación de la vía, la señalización y las tarifas son las más comunes entre los conductores

La autopista del Huerna.La autopista del Huerna
La autopista del Huerna

Redaccion

Aucalsa, la empresa concesionaria de la autopista León-Campomanes, la vía de peaje en el Huerna es la sexta compañía con mayor número de reclamaciones respecto al número de usuarios de la vía. Así lo detalla el informe anual sobre las autopistas de peaje elaborado por el Ministerio de Fomento con datos de 2016, el último volumen publicado por el organismo. Las reclamaciones más comunes entre los conductores que utilizan la vía para cruzar de Asturias a León y viceversa son las relativas a la conservación y mantenimiento de la calzada (8 registradas en 2016), seguidas de las que atañen a las tarifas o grupos tarifarios (7) y las relacionadas con la señalización (5).

Además de un grupo de quejas recogidas bajo el concepto de «otros», que no se especifican y que ascienden a seis; las otras reclamaciones más habituales entre los conductores que abonan el peaje en el Huerna son las que relacionadas con el mismo sistema de peaje (2), también por las retenciones de tráfico (2) y una por cada concepto de obstáculos en la calzada y por problemas en el pago con tarjeta de crédito. En total, el informe registra 31 reclamaciones de los usuarios a lo largo de 2016, aunque también indica que hubo un descenso de las quejas, un 19,5% menos, respecto a las planteadas en el año anterior. 

La sociedad Autopista Concesionaria Astur-Leonesa, S.A. (Aucalsa) se constituyó en 1975 para construir y explotar la autopista León-Campomanes, que le había sido adjudicada ese mismo año. El estado asumió la totalidad de las acciones de la sociedad desde un comienzo y el tráfico comenzó a circulas en 1983 aunque nunca resultó una obra sencilla, con varios túneles en su recorrido que, durante un tiempo, no tenían doble calzada; los desdoblamientos finalizaron en 1997. Tampoco fue una sociedad rentable durante sus inicios, marcó un pico de pérdidas en 1985 y aunque las fue aminorando no daría beneficios hasta 1999, año en el que ganó 4,09 millones de euros. La concesión de la autopista debería haber terminado en el año 2021 y se hubiera eliminado el peaje, pero en el 2000, el entonces ministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos aprobó prorrogarlo hasta el año 2050. En total el peaje de Huerna durará 75 años, uno de los más longevos del estado. En la campaña antes de lograr la presidencia del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero prometió rescatar esa concesión y liberar la comunicación con la meseta, pero en los ocho años de mandato no llegó a cumplir su promesa por su elevado coste.  

El balance del informe detalla que en 2016, Aucalsa obtuvo un rendimiento de algo más de 38 millones de euros y un beneficio anterior al pago de impuestos de 5 millones. Así y respecto al ejercicio 2016, el estudio señala que la compañía concesionaria «ha continuado la tendencia positiva en las magnitudes relativas a ingresos de peaje y resultado antes de impuestos».

Respecto al tráfico soportado por la autopista, el informe de Fomento señala como magnitud el la intensidad media diara (IMD) que en el caso del Huerna es de 7.000 en vehículos ligeros y 1.239 en pesados. En su conjunto a lo largo de 2016 se incrementó en un 3,81% respecto al año anterior; ocupa el puesto 39 de 44 vías incluidas en el informe en el balance de incrementos de tráfico en función de esta magnitud.

El estudio también indica que en 2016 se registraron 15 accidentes en la autopista del Huerna, 11 de ellos con víctimas, aunque las personas afectadas fueron 13. En ninguno de ellos con resultado de muerte.  

Las constructoras quieren que más de 500 kilómetros de autovías en Asturias tengan peaje

Susana D. Machargo
La autopista del Huerna.La autopista del Huerna
La autopista del Huerna

La patronal propone que los conductores paguen diez céntimos por kilómetro en las carreteras de gran capacidad. El viaje a Madrid se dispararía a más de 44 euros solo por el canon

Diez céntimos por kilómetro. Ese es el peaje que las grandes constructoras pretenden imponer a las vías españolas de gran capacidad. Las autovías desaparecerían y toda la red rápida se convertiría en un macropeaje. En Asturias, esto supondría gravar los más de 500 kilómetros en funcionamiento en la actualidad, sumados la autovía del Cantábrico, Oviedo-La Espina, la autovía minera, la A-66 entre Campomanes y Gijón o el ramal de la A-64 entre Oviedo y Villaviciosa, que cruza Siero. Para recorrer el Principado de oeste a este habría que pagar 36 euros. Eso es lo que costaría conducir a lo largo de los 360 kilómetros que unen el puente de los Santos y el que sobrevuela la ría de Tina Mayor. Un viaje en coche a Madrid se encarecería aún más. El actual canon -sumado el Huerna y Guadarrama- es de 29,85 euros. Con el nuevo sistema superaría los 44 euros.

Seguir leyendo

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

La autopista del Huerna es la sexta con más reclamaciones respecto al número de usuarios