Al turismo de bicicleta le gustaría recalar en Asturias

El cicloturismo, que deja cada año en Europa 44.000 millones de euros, coge impulso en España a través de las rutas EuroVelo que, aunque no pasan por territorio asturiano, podrían hacerlo a partir de 2019

Eurovelo es un proyecto de doce rutas cicloturistas de larga distancia para recorrer Europa de un extremo a otro
Eurovelo es un proyecto de doce rutas cicloturistas de larga distancia para recorrer Europa de un extremo a otro

Gijón

En Europa existe una estrategia infalible para los países y las regiones que tienen un interés real en la desestacionalización del turismo y en que éste sea sostenible. Se llama cicloturismo, mueve a 20 millones de turistas cada año y genera unos 2.300 millones de viajes en toda Europa con un impacto económico que supera los 44.000 millones de euros anuales, según un estudio encarado por el Parlamento europeo en 2012. En España, según otro estudio de 2016, se quedan al menos 1.620 millones de euros. «El perfil medio del cicloturista que viaja por Europa es una pareja centroeuropea de más de 55 años y alto poder adquisitivo. Hacen estancias vacacionales más largas y prefieren las temporadas media y baja. Con esta descripción se puede una imaginar el auténtico nicho de empleo y de riqueza que el cicloturismo puede suponer y así lo han visto ya en Francia y en Alemania, países a los que el cicloturista español se va a buscar lo que no encuentra en su propio país», asegura la gijonesa Ángeles López, que lleva más de diez años implicada en promover el uso de la bicicleta como medio de transporte como socia y secretaria de Asturies conBici y que forma parte del equipo técnico del Centro de Coordinación de EuroVelo en España.

EuroVelo es un proyecto de la Federación Europea de Ciclistas (ECF) que se presentaba precisamente en España, en concreto en Logroño, allá por 1997 y que de aquella consistía en crear 12 rutas cicloturistas de larga distancia que permitieran recorrer Europa de un extremo a otro pasando por las principales ciudades y zonas turísticas. «En la actualidad ya son 15 rutas que suman 45.000 kilómetros, aunque también existen cientos de kilómetros más en proceso de planificación», explica López, que añade que el objetivo pasa por que en 2020 se alcancen los 70.000 kilómetros de rutas EuroVelo. «Se aprovechan caminos ya existentes o planificados favoreciendo siempre la interconexión entre ellos», añade López, que en 2016 se convirtió en la primera persona en España que se acreditaba como inspectora de rutas EuroVelo tras realizar un curso en Bruselas. El año pasado ese curso se impartió en Sevilla por primera vez en castellano.

Tres rutas pasan por España pero ninguna por Asturias

Por España pasan tres de las 16 rutas de este creciente entramado cicloturista a lo largo de 3.600 kilómetros. Una es la ruta de la Costa Atlántica, que une Noruega con Portugal pasando también por Reino Unido, Irlanda y Francia. Otra es la de los peregrinos, que une la ciudad noruega de Trondheim con Santiago de Compostela pasando por Suecia, Dinamarca, Alemania, Bélgica y Francia. Y la tercera es la mediterránea, que bordea toda esta costa entre Cádiz y Atenas. Ninguna de ellas, de momento, pasa por Asturias

«En los años 90, las personas invitadas por la ECF para gestar EuroVelo diseñaron las rutas teniendo en cuenta sus propios criterios en aquella época. Algunos de ellos, vistos hoy en día, no tienen mucha coherencia», explica López, que pone como ejemplo precisamente el trazado que debería pasar por la costa asturiana: «La ruta de la Costa Atlántica entra a la Península Ibérica procedente de Francia, entre Hendaya e Irún, pero paradójicamente luego se adentra por el interior, abandonando así su carácter atlántico a su paso por España. Esto implica que todas las comunidades autónomas de la cornisa cantábrica quedan excluidas, a excepción de un pequeño tramo en Gipúzkoa y de Galicia».

En 2019 se podría proponer un nuevo trazado que incluya territorio astur

No obstante, explica que a partir de 2019 se abrirá una nueva oportunidad para aquellas regiones que quieran formar parte de EuroVelo proponiendo nuevas rutas, modificaciones o tramos alternativos a las que ya existen. «Aunque Asturias no tenga trazados en la actualidad, en el futuro el Gobierno de Asturias puede proponer a la ECF un nuevo trazado de ruta del Atlántico para que pase por nuestra región», considera López, que como asturiana y única representante del norte de España en el Centro Nacional de Coordinación EuroVelo («el resto del equipo es de Sevilla»), tiene mucho interés en que las rutas EuroVelo se desarrollen no solo en Asturias sino también a lo largo de toda la costa cantábrica y tengan continuidad hasta Galicia, «donde el tema está ya mucho más avanzado y goza de gran interés por parte de las administraciones».

El Centro Nacional de Coordinación EuroVelo se creó hace tan solo ocho meses para conseguir que las rutas dibujadas sobre el mapa fueran una realidad en España. «Este es el primer paso que la ECF exige para que un país consiga la certificación europea de calidad que se creó para las rutas EuroVelo», explica López. El centro de coordinación EuroVelo es el que integra a todos los agentes sociales interesados en potenciar este turismo: por un lado, las administraciones locales, regionales y estatal para que inviertan en la red; por otro, los grupos y las asociaciones ciclistas para que la apoyen y, por último, las entidades y las empresas para que colaboren con sus negocios.

Presentación oficial en Fitur

«Tenemos mucho trabajo y retos por delante, pero el proyecto despierta cada vez más interés tanto en nuestro país como en el extranjero», asegura López, que recientemente era invitada a participar como representante española en un taller sobre EuroVelo en la Feria Internacional de Turismo de Esmirna, en Turquía. También asistió a la última edición de Fitur, en la que el Centro Nacional de Coordinación EuroVelo celebró su primera reunión con todas las comunidades autónomas que ya se han adherido a la Coordinadora en Defensa de la Bici (ConBici), a la que pertenece Asturies conBici. «Tuvimos la oportunidad de anunciar el lanzamiento de la web EuroVelo española, algo prioritario para comenzar nuestra labor, y realizamos una presentación en el stand del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. También la revista AireLibre nos entregó un reconocimiento por nuestra contribución al turismo sostenible», recuerda.

El equipo que coordina EuroVelo en España está dando ahora sus primeros pasos como tal, aunque el trabajo preparatorio se remonta a 2013, cuando un grupo de miembros históricos de ConBici se puso manos a la obra. Los frutos de ese trabajo empezaron a verse el año pasado, cuando ConBici hace una propuesta a las comunidades autónomas para coordinar EuroVelo en España. 

Primer tramo certificado entre julio y septiembre

Navarra, Galicia, La Rioja, Castilla y León, Extremadura, Andalucía, Murcia, Valencia, Cataluña y la Diputación de Guipúzkoa ya han solicitado formar parte de esta red para que se lleven a cabo las inspecciones necesarias para certificar sus rutas como EuroVelo, puesto que hasta ahora ningún trazado en territorio español lo estaba. «Era condición indispensable que primero existiera un centro de coordinación que asesore a las regiones, lleve un control de la evolución del proyecto y sirva de intermediario con la ECF. Ahora que ya existe, las rutas están en fase de implementación», indica López, que explica que el desarrollo de los trazados y de la señalización es competencia de los gobiernos de cada comunidad. 

«Nuestro objetivo es que entre julio y septiembre de este año podamos inaugurar el primer tramo de ruta Eurovelo en España», añade. También el Ministerio de Medio Ambiente, a través del proyecto Caminos Naturales, ha mostrado su interés en participar en EuroVelo, uno de los pocos productos turísticos transfronterizos de éxito de la Unión Europea (UE). «Eso es lo que dice Jesús Freire, de la ECF y una de las personas que más ha luchado para que EuroVelo sea una realidad en España», apunta López, «la UE es ahora consciente del potencial económico del cicloturismo y de las oportunidades de un proyecto que tiene como objetivo unir Europa a golpe de pedal».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Al turismo de bicicleta le gustaría recalar en Asturias