El Observatorio de publicidad sexista acumula más de 30 denuncias desde 2014

Las quejas van desde denuncias por imágenes sexistas en carteles publicitarios a disfraces calificados de «sexys» para niñas


Redaccion

Hay quejas de todo tipo, destacan las dirigidas hacia carteles de índole sexista, pero también las hay sobre libros infantiles, disfraces de carnaval o incluso la foto de un grupo de facebook de un equipo de voleibol femenino. El Observatorio de la Publicidad e Información no Sexista perteneciente al Instituto Asturiano de la Mujer recoge en su página web una recopilación de más de 30 denuncias acumuladas desde el año 2014 y también las resoluciones adoptadas instando a empresas y particulares para que se retiren los elementos. Aunque el observatorio no tiene capacidad para imponer sanciones, sí hay un caso en que se llevó una denuncia a la Fiscalía y fue admitida a trámite.

La última de las quejas recibidas llegó esta misma semana después de la denuncia de vecinos del barrio de Ciudad del Naranco, en Oviedo, por la instalación de una valla de grandes dimensiones que publicita un «show lésbico» en el 8 de Marzo, en la celebración del Día de Mujer, bajo la excusa del sexto aniversario de un club de alterne. La concejala de Igualdad de la capital asturiana, Marisa Ponga, que llevó el caso al observatorio, consideró además que esa coincidencia de fechas era «una provocación» intencionada, que buscaba precisamente crear escándalo en la opinión pública para darse publicidad.

En la recopilación del observatorio se encuentran denuncias de particulares, de concejalías de la Mujer de distintos consistorios, o de asociaciones profesionales. Las hay que se refieren a carteles de eventos, como el primer caso recogido, por el anuncio de La noche blanca de Oviedo de 2013 con una mujer desnuda y que se saldó con una recomendación para que aceptaran recomendaciones del Instituto en futuras campañas. Se denunció y se llevó a la Fiscalía una página en Facebook titulada «Pos te violo» que además del nombre denigrante contenía imágenes sexistas. Se registran también quejas sobre varios anuncios de clubes de alterne, que son las más frecuentes, en las que también a menudo, se señala que sus recomendaciones o reclamaciones para que se retiren se quedan sin respuesta.

Está el caso de la página, también en Facebook, de un equipo de voleibol femenino que publicó una imagen de sus jugadoras abrazadas celebrando haber marcado un tanto. Una persona particular denunció la fotografía como «hiriente» señalando que «las jugadoras aparecen retratadas mostrando sus traseros». La valoración del observatorio fue que «fomenta el estereotipo».

Hay casos sangrantes, como el de un disfraz de «enfermera sexy» para niñas; un folleto de un restaurante con el primer plano del rostro de una mujer un una expresión de lascivia sin relación alguna con el menú; se remitió al Ministerio de Sanidad (que en esta legislatura asume las competencias de Igualdad en el ámbito estatal) un libro de ilustraciones para colorear dirigido sólo a niñas que, según recogió la queja de un particular, mantenía estereotipos sexistas. Fue un caso similar al de una revista infantil que publicó un test romántico dirigido a niñas que también fue trasladado al Ministerio.

Hubo un caso de un comercio en Gijón que llegó a retirar un cartel de su escaparate, una imagen que mostraba una mujer de espaldas con ropa deportiva en la que se veían sus glúteos, después de las quejas dirigidas al Observatorio. El propietario retiró el cartel lamentando la denuncia del mismo modo que lo hizo su autora, una diseñadora que consideró injusta la valoración. Se registra también una queja, y se califica como sexista, contra el cartel del espectáculo The Hole en Oviedo.

En otra ocasión se denunció a una marca de mecheros con dibujos eróticos; también un libro de chistes «sobre chicas» que se comprobó que ya había sido retirado por la editorial. Incluso se recoge una denuncia contra el cartel de la primera feria de deporte y salud celebrada en Mieres el año pasado porque «no tiene perspectiva de género en su composición». En su resolución, el observatorio procedió a enviar un requerimiento a la dirección general de Deportes del Principado. También se pidió a un restaurante que eliminaria unas imágenes de mujeres con gestos de asombro que estaban ubicadas sobre los urinarios en los servicios masculinos. No se atendió por afectar a la libertad de expresión, una queja de un particular respecto a un artículo publicado en un periódico en la sección de Libros.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El Observatorio de publicidad sexista acumula más de 30 denuncias desde 2014