Ximo Puig carga contra la cumbre del Noroeste

Reclama que Feijoo no le dé «lecciones» y el presidente de la Xunta responde que el valenciano critica en realidad a Asturias y Aragón

Ximo Puig
Ximo Puig
Agencias
Redaccion

El debate sobre la financiación autonómica y las diferencias de intereses entre las distintas comunidades a la hora de plantear sus reivindicaciones siguen agriando las relaciones entre presidentes socialistas. Este jueves se ha producido un cruce de acusaciones entre el mandatario valenciano Ximo Puig (del PSOE) y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (PP) que, dirigió en realidad un golpe colateral dirigido al presidente asturiano Javier Fernández. Puig reiteró en el parlamento valenciano su defensa de que se condone parte de la deuda de su comunidad como una forma de corregir la «infrafinanciación» arrastrada desde hace años. Pero en su intervención también aludió indirectamente a la cumbre de presidentes celebrada el pasado lunes en León y que reunió a los mandatarios de Asturias, Galicia, Castilla y León y Aragón, señalando que su postura pasa por el «diálogo y no confrontación entre comunidades autónomas» para lograr un nuevo modelo de financiación, y que lo hará «desde las instituciones», como hizo la pasada jornada en el Senado.

En León los presidentes del norte reclamaron que haya una negociación multilateral sobre financiación, que tenga en cuenta la voz de los territorios y especialmente las singuralidades de esta macrorregión de la península con características comunes, como un agravado envejecimiento y una gran dispersión de la población. Estas comunidades reivindican que se tengan en cuenta estos criterios, frente al planteamiento de Valencia o Baleares (que estiman debe medirse puramente por número de población) ya que los costes de la atención sanitaria no son iguales para todos los cohortes de edad sino mucho mayores para grupos como los que superan los 65 o los 80 años. 

Feijoo y Puig se enfrentaron a lo largo de la semana por la cuestión de la condonación de la deuda y el valenciano señaló que del gallego podría recibir «lecciones, pocas» además de considerar «insultos a la inteligencia» algunos de sus planteamientos. También fue preguntado Feijoo sobre estas declaraciones y, respecto a sus críticas a los acuerdos de la cumbre de León, señaló que «me da la sensación de que no va tanto por mí como por otros colegas del PSOE (Asturias y Aragón) que firmaron el documento que yo mismo firmé», aunque -ha abundado- «no creo que el señor presidente de Valencia quiera insultar a su colegas del Principado de Asturias o de Aragón».

«Si se ofende, supongo que será con presidentes del PSOE, porque que se ofendan con presidentes del PP no es ninguna novedad», ha incidido al respecto. «A nadie le debería molestar llegar a acuerdos y converger, la política consiste en llegar a acuerdos», ha recordado.

Núñez Feijóo ha puesto en valor los pactos alcanzados entre los mandatarios autonómicos, que lograron ponerse de acuerdo «por encima de los partidos y de los territorios» con propuestas que «están llenas de sentido común», por lo que no deberían «ofender a nadie».

Asimismo, el presidente de la Xunta ha reiterado que está «en contra de la condonación de deuda» y esa es una postura que «coincide literalmente» con el documento firmado el lunes con los presidentes de Asturias, Castilla y León y Aragón.

Por ello, ha insistido en que le «sorprende que un presidente sensato, como el de Valencia diga esas cosas, que son ofensivas, no solo para él «sino para los cuatro presidentes» que firmaron el documento sobre financiación el pasado lunes.

En su comparecencia en el parlamento valenciano, Puig también apuntó que «exigimos que se haga justicia con los valencianos. No queremos que se asimile la Comunitat Valenciana a los incumplidores, porque aunque es cierto que hubo quien malgastó los recursos públicos, eso ya sabemos que lo tenemos que pagar nosotros; pero hay otra parte de la deuda que tiene origen en la infrafinanciación», ha agregado.

A su juicio, «el problema es que alguien quiere plantear estas cuestiones desde el enfrentamiento entre comunidades, en un momento en el que España vive un debate territorial que, en algunos casos, es extremadamente conflictivo, aunque no en el nuestro, que acudimos a las instituciones buscando respuestas».

Por su parte. Feijoo señaló que «yo no voy a entrar en descalificaciones a un presidente de ninguna comunidad autónoma, ni lo hice, ni lo pienso hacer nunca» y añadió que «lo que ocurre es que hay algún presidente que se molesta cuando se le recuerda que su comunidad ya está siendo beneficiada por la condonación de los intereses de la deuda». 

«Si le molesta que se le recuerde ese dato, lo lamento, pero yo estoy diciendo exactamente la verdad. A la Comunidad de Valencia se le condonaron 12.000 millones de euros de deuda, si la cifra es equivocada me gustaría conocer cuál es la cifra réplica», ha incidido el presidente gallego.

Comentarios

Ximo Puig carga contra la cumbre del Noroeste