Un nuevo temporal acercará la cota de nieve al nivel del mar

La masa de aire polar procedente de Siberia entrará con fuerza al Principado la semana que viene dejando temperaturas gélidas en toda la región

 Vecinos de Pajares (Asturias) retiran nieve del tejado de su casa de 300 años, una de las más antiguas del pueblo.
Vecinos de Pajares (Asturias) retiran nieve del tejado de su casa de 300 años, una de las más antiguas del pueblo.

Redacción

Esta semana Asturias ha vivido heladas nocturnas que se han prolongado hasta las primeras horas del día. Pajares ha llegado a registrar 7,1 grados bajo cero y en Degaña los termómetros han descendido a los -4,1. Si bien, ese frío se iba atenuando conforme avanzaban las mañanas, ya que el sol y los cielos despejados han predominado y seguirán manteniéndose durante el fin de semana. Pero de cara a los últimos días de febrero el tiempo se recrudece.

Una masa de aire frío procedente de Siberia, que podría ser una de las más intensas de los últimos años, se está desplazando a lo largo de estos días por Europa, y llegará al suroeste del continente la semana que viene. El último coletazo afectará con especial incidencia al norte de España. En el Principado, el lunes las mínimas empezarán a registrar valores más bajos, pero la jornada más fría será la del martes, cuando la cota de nieve se desplomará a cero en prácticamente toda la región.

Aunque según AEMET no se esperan lluvias a principios de semana -previsión que será más completa conforme avancen los días- las temperaturas apenas alcanzarán los cinco grados de máxima. Así, Oviedo presentará de cara al martes una mínima de 0 grados y una máxima de 3; Cangas del Narcea se moverá entre -2 de mínima y 4 de máxima; Mieres y Siero registrarán valores entre -1 y 4 grados. Más intenso será el frío en el concejo de Aller, donde la mínima se situará en -4 grados y la máxima apenas superará la barrera positiva; y en San Martín del Rey Aurelio, donde la temperatura oscilará entre -2 y 3 grados.

El miércoles volverán las precipitaciones debido a la evolución de la borrasca atlántica que, como anomalía, empezará a avanzar desde el sur al norte de la Península. El encuentro entre estos dos fenómenos atmosféricos -la masa de aire polar y la borrasca- genera incertidumbres entre los meteorólogos, ya que chocarán las heladas con la humedad y la inestabilidad. Aunque la previsión es compleja de precisar, en el Principado se esperan a mitad de la semana lluvias intensas y la cota de nieve volverá a subir a los 800 metros para seguir alzándose durante el resto de días. Las temperaturas, aun siguiendo frías, se recuperarán ligeramente y para el jueves los valores máximos se situarán por encima de los 12 grados.

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Un nuevo temporal acercará la cota de nieve al nivel del mar