Cañete, Podemos y Los Verdes frenan las ayudas al carbón desde Europa

Dos eurodiputados del grupo reclamaron por el decreto para evitar el cierre de las térmicas y el comisario advirtió contra la «competencia desleal»

Miguel Arias Cañete durante la comisión parlamentaria de idoneidad para el cargo celebrado en el Parlamento Europeo en Bruselas
Miguel Arias Cañete durante la comisión parlamentaria de idoneidad para el cargo celebrado en el Parlamento Europeo en Bruselas
Agencias

El comisario Europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, afirmó hoy que los Estados miembros de la Unión Europea (UE) «no están autorizados» a conceder ayudas estatales a empresas para que cumplan normas medioambientales obligatorias porque les otorgaría «una ventaja competitiva desleal».

Arias Cañete respondió así a una pregunta realizada por los eurodiputados de Los Verdes/ALE, Florent Marcellesi, y de Podemos, Xabier Benito, sobre el encaje en la legislación europea y el Acuerdo Climático de París del plan del Gobierno de impedir el cierre de centrales energéticas, incluidas las de carbón, si esto afecta al precio de la luz. Precisamente esta es la tesis sobre la que descansa el planteamiento defendido desde Asturias no sólo por el gobierno de la comunidad sino también desde la patronal y los sindicatos, CCOO llamó de hecho a intervenir Iberdrola desde el Estado para garantizar el suministro eléctrico en beneficio del interés general. De forma paralela se sucede el debate sobre la continuidad o la flexibilidad en el cumplimiento de la fecha de final de las explotaciones de carbón no rentables este 2018; las iniciativas del Principado van destinadas a moderar o evitar que las minas rentables tengan que devolver las ayudas recibidas desde Europa.

Un porcentaje muy pequeño (apenas el 30% en el caso de Asturias) del carbón que se quema en las centrales térmicas es de producción autóctona, y las toneladas extraídas en Asturias no han dejado de menguar en los últimos años.

Iberdrola ha anunciado el cierre unilateral de la central de Lada, lo que tendría enormes implicaciones en el conjunto de la economía asturiana afectando tanto a la industria como al transporte.  

«De conformidad con las normas de competencia de la Unión Europea, los Estados miembros no están autorizados a conceder ayudas estatales a las empresas para cumplir normas medioambientales obligatorias porque esto atentaría contra el principio de 'quien contamina, paga'», indicó Cañete en una respuesta por escrito.

El eurocomisario señaló que una supuesta ayuda estatal daría a las centrales de combustibles fósiles una «ventaja competitiva desleal» respecto a otras formas de producción de electricidad y de las mismas centrales en otros Estados miembros de la UE.

La Comisión Europea dijo estar «al corriente» del proyecto de Real Decreto sobre el procedimiento de autorización para el cierre de instalaciones de producción de energía y aseguró que mantiene «un estrecho contacto con las autoridades españolas» para aclarar el contenido del mismo y buscar soluciones «que se ajusten al Derecho vigente de la Unión».

«La CE nos da la razón: el Gobierno español no puede conceder ayudas estatales a centrales de combustibles fósiles para cumplir normas medioambientales. En caso contrario, esto conferiría a las energías sucias una ventaja competitiva desleal frente a las energías limpias, como las renovables», indicaron ambos eurodiputados en un comunicado conjunto.

Marcellesi y Benito pidieron al Gobierno español que se una a la lista de países que anunciaron una fecha para poner fin al carbón tras la cumbre climática COP23 de Bonn del pasado noviembre. «Teniendo en cuenta tanto los compromisos climáticos asumidos en el Acuerdo de París, como la decisión de la CE de no permitir conceder ayudas estatales a empresas y así cumplir con las leyes de la UE sobre medio ambiente, el gobierno español estaría violando con su plan de rescate de las centrales las normas europeas que plantean su cierre» aseguran los eurodiputados. 

Así será la cuarta reconversión industrial de Asturias

Carmen Liedo
Central Térmica de Lada 2
Central Térmica de Lada 2

La pretensión de Iberdrola de cerrar la central de Lada ha puesto el foco en el sector térmico y en las consecuencias socio-económicas que tendría para la región. Algunas voces hablan de «salto al vacío» ante la falta de planificación para una transición energética

Después de los procesos de reconversión en el sector naval, en el de la minería y en el de la siderurgia, Asturias se asoma a la que sería la cuarta reconversión industrial para una región que, de un modo u otro, adolece de cada una de las anteriores. Se trata de la reconversión en el sector energético. La «veda» la abría Iberdrola hace poco más de una semana al anunciar que había solicitado al Ministerio de Industria el pertinente permiso para cerrar y desmantelar la térmica de Lada. Esto llegaba tres semanas después de que en el Congreso de los Diputados se aprobara una iniciativa por parte de PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y ERC con la que se instaba al Gobierno Estatal a cerrar las térmicas en 2020, es decir, 30 años antes del plazo fijado por Europa para la reducción del 50% de las emisiones de CO2.

Seguir leyendo

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Cañete, Podemos y Los Verdes frenan las ayudas al carbón desde Europa