La FSA responde a los alcaldes del PP: «Buscamos lo mejor para todos los concejos»

Los socialistas aseguran, ante la amenaza de los populares de abandonar la FACC, que quieren el mejor uso del superávit de 2017 «sin diferencias partidistas»

Reunión de la Federación Asturiana de Concejos (FACC)
Reunión de la Federación Asturiana de Concejos (FACC)
La Voz

El secretario de política municipal de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) y alcalde de Corvera, Iván Fernández, ha asegurado que las reivindicaciones que los socialistas han planteado sobre el uso del superávit conseguido en 2017 por los ayuntamientos están «por encima de la lucha partidista» y trata de beneficiar a todos los municipios, gobierne quien gobierne. «Con nuestras exigencias sobre el uso del superávit buscamos lo mejor para todo el municipalismo, sin diferencias partidistas», ha incidido.

Fernández responde así a los alcaldes del Partido Popular que han amenazado con abandonar la Federación Asturiana de Concejos (FACC) y han acusado a su presidente, el regidor socialista de Navia, Ignacio García Palacios, de usar este foro como un órgano más de la FSA-PSOE.

Tras la aprobación que regula el uso del superávit municipal, desde distintos ámbitos de la FSA se ha cuestionado su validez y se ha amenazado con una «rebelión del municipalismo» en el caso de que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, no aclare a los ayuntamientos si podrán gastar todo el superávit de 2017.

El conjunto de los 78 ayuntamientos asturianos generaron el pasado año un superávit de unos 100 millones de euros de los que, según cálculos socialistas, apenas podrán utilizar este año la mitad dadas las limitaciones establecidas por el decreto de Montoro. Esto es algo que niegan los alcaldes asturianos pertenecientes al PP.

Para Iván Fernández, los municipios tienen problemas por resolver y es «injusto que, teniendo superávit, no puedan atenderlos» y deban dejar el dinero del contribuyente en los bancos, sin que revierta en políticas públicas de calidad, inversiones y obras. En su opinión, Montoro tiene que aclarar que los municipios puedan usar libremente todo el superávit porque si no es así, aunque el Real Decreto haya introducido avances, serán insatisfactorios.

Los avances en el uso del superávit aprobados tienen que ver, según Iván Fernández, en que «se puede usar parte del superávit sin vincularlo a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, un avance que viene a demostrar que el año pasado hubo un chantaje al sí vincularlo». Asimismo reconoce mejoras «en que se puede ampliar el listado de inversiones financieramente sostenibles, pero el meollo del asunto está en si se puede utilizar todo el superávit o solo parte del mismo».

«Si es una parte, será un engaño de Montoro porque lo que nos prometió fue utilizar libremente todo el superávit para resolver los problemas de nuestros vecinos y vecinas, y es injusto que los ayuntamientos tengan dinero en los bancos y no puedan gastarlo», ha añadido.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La FSA responde a los alcaldes del PP: «Buscamos lo mejor para todos los concejos»