Ecologistas en Acción amenaza con denunciar la regulación del lobo en Picos

La organización conservacionista afirma que está plagado de falsedades sin base científica que buscan justificar la persecución del animal

Ejemplar de lobo asturiano
Ejemplar de lobo asturiano

Oviedo

Ecologistas en Acción ha denunciado que el Protocolo de regulación de la población de lobo ibérico en el Parque Nacional de los Picos de Europa no se ajusta a derecho, por lo que ha avanzado que lo recurrirá si se llega a aprobar. La organización conservacionista, que ha reclamado a los gobiernos de Cantabria, Asturias y Castilla y León que retiren el protocolo, ha asegurado que el texto «está plagado de afirmaciones sin acreditar, de falsedades y de argumentos que en nada se ajustan a los conocimientos técnicos y científicos vigentes en la actualidad».

Ecologistas en Acción considera que el protocolo «parte de un diagnóstico erróneo», al asegurar que el estado de conservación del lobo en España es favorable y que está en expansión, a la vez que afirma que en el Parque Nacional de los Picos de Europa la población ha ido creciendo «y que paralelamente han aparecido daños a la ganadería». A este respecto, subraya que «los problemas de rentabilidad de la ganadera extensiva no tienen nada que ver con el lobo y sí mucho con la Política Agraria Comunitaria, el precio de sus productos y las trabas impuestas por las administraciones».

Además, el protocolo fija un cupo anual, «lo que esconde una actividad cinegética ordinaria y por tanto contradice la normativa europea que exige que, de realizarse alguna gestión sobre la especie, esta deberá ser pública, excepcional y justificada».

La organización ecologista afirma que desde la ampliación del Parque Nacional «se han venido realizando controles letales de lobo anualmente, sin interrupción y en todas las modalidades posibles», como aguardos realizados por personal del Parque Nacional, batidas multitudinarias con la participación de guardas y cazadores locales y las cacerías ordinarias de jabalí.

Además, considera «inadmisible» que en un Parque Nacional, un espacio natural que ostenta el máximo nivel de protección legal, «se pretenda permitir mediante este protocolo la extracción de camadas, es decir, matar crías de lobos en el cubil y el control poblacional de lobos mediante arma de fuego, con lo que se pueden eliminar cada año hasta el 20% de la población de lobos».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ecologistas en Acción amenaza con denunciar la regulación del lobo en Picos