¿Sería posible un «caso Cifuentes» en la Universidad de Oviedo?

El rector explica, paso a paso, todos los mecanismos de control en vigor en la institución asturiana y asegura que existe una huella tecnológica

El químico italiano Enrico Clementi (i) fue investido Doctor Honoris Causa durante un solemne acto celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Oviedo presidido por el rector Santiago García Granda (2d).
El químico italiano Enrico Clementi (i) fue investido Doctor Honoris Causa durante un solemne acto celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Oviedo presidido por el rector Santiago García Granda (2d).

Redacción

«No hay posibilidad de que se produzca un fraude, ya que quedaría constancia de cada acto y sería perfectamente identificable». El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, asegura que un caso Cifuentes, que ha puesto en la picota a la presidenta de la Comunidad de Madrid, no sería posible en la institución asturiana. García Granda detalla los pasos que se dan, las certificaciones de los procesos y la huella tecnológica que deja cada paso. Además, están las comisiones de calidad. La Universidad Rey Juan Carlos ha realizado una investigación interna y ha apreciado falsedad en el acta del master en derecho autonómico. Este paso ha sido el último giro a una historia en la que muchos se preguntan si es posible en el sistema español de educación superior este tipo de triquiñuelas.

«Todos los procedimientos administrativos se hacen de acuerdo a una tramitación oficial, regulada por reglamentos  específicos, que está certificada y reglada en las memorias de verificación y las guías docentes», argumenta el rector. Esos procedimiento abarcan desde los controles de asistencia a las evaluaciones o la presentación de trabajos. Las memorias de verificación son los documentos en los que se recoge todo lo que tiene que ver con un título oficial, ya sea un grado o un master, en el que se recoge desde los contenidos a los procesos y los recursos con los que quedan dotados y tiene que ser aprobado por la ANECA, que es la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación. El visto bueno de la ANECA es un paso previo obligatorio. Las guías docentes, por su parte, son más concretas, con los horarios, los cuadrantes, los contenidos de las asignaturas, los temarios, la asistencia,...  

Las memorias y las guías marcan los diversos controles que garantizan que todo lo que se hace formalmente esté registrado. «Deja una huella, frecuentemente electrónica, acerca de quién efectúa cada registro, a petición de qué persona y en qué expediente», detalla el rector. Es decir, que se puede saber quién ha hecho cada anotación o modificación de cada documento en la Universidad de Oviedo. «Por eso, no hay posibilidad de que se produzca un fraude», insiste. No solo se trata de los exámenes, las notas o los trabajos. «Tanto la asistencia del profesorado como del estudiantado suele estar controlada y verificada», detalla.

El personal de administración y servicios (Pas) de las Universidades es el que actúa como garante de los procesosy el que vela porque se cumplan de forma escrupulosa todos estos procedimientos. Por otra parte, están las comisiones de calidad de los centros, que evalúan el desarrollo de los grados y másteres y también los resultados de las titulaciones. Recurren a diferentes mecanismos, incluidas las encuestas de satisfacción sobre el desarrollo de las enseñanzas.

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

¿Sería posible un «caso Cifuentes» en la Universidad de Oviedo?