La adopción internacional cae a mínimos históricos

Solo tres menores procedentes de otros países llegaron a familias asturianas en 2017. Los autos nacionales son mucho más numerosos

Bebé pie mano

Redacción

Solo tres familias asturianas lograron el año pasado traer a casa a los hijos que había adoptado en otros países. En concreto, de Hungría, Vietnam y República Dominicana. Mientras la adopción internacional ha caído a mínimos mientras la nacional remonta ligeramente. En 2017, los juzgados emitieron 38 autos constituyendo adopciones. Fueron los 38 que se solicitaron. Es decir, no hubo ninguna resolución judicial. Así consta en la memoria del Instituto Asturiano de la Infancia correspondiente al último ejercicio. 

La escasez de adopciones internacionales parece haber desanimado a los asturianos ya que, la lista de familias que esperan por un niño se ha reducido a la mitad. Es decir, que solo se construyeron tres pero la los padres valorados como idóneos y pendientes de asignación ha pasado de 154 el 31 de diciembre de 2016 a 86 justo 12 meses después. Lejos quedan aquellos años en los que había que esperar incluso más de un año solo para que el personal del Principado realiza las entrevistas necesarias para conceder el certificado de idoneidad. Una muestra evidente de que la tendencia fue otra es que hay 135 menores adoptados en el extranjero en seguimiento.

Balance internacional

A lo largo de 2017 se formalizaron un total de 19 nuevas solicitudes de asturianos que han dado el paso y han iniciado el proceso. Al mismo tiempo, en estos doce meses se han realizado 18 informes psicosociales, todos ellos positivos. Esto supone que no se descartó a ninguna familia. Lo mismo ocurrió con el siguiente paso, los certificados de idoneidad. Se emitieron 19, todos de ellos idóneos. Con estas nuevas incorporaciones el número de padres a la espera asciende a 86.

Algunos, unos pocos, van más adelantados. Son los que ya han podido remitir expedientes a otros países para su tramitación. En concreto, se han enviado seis y todos a países asiáticos, cuatro a Vietnam y otros dos a India. Intervinieron cuatro intermediarios diferentes.

Si se contrastan todos estos datos con los de los seguimientos de menores que ya están adoptados y viven con sus familias en el Principado se puede ver cómo han cambiado los países a los que recurren los asturianos. De los 135 seguimientos de menores que hay activos, por Estados, el más numeroso es Etiopía, con 64; seguido de China, con 18, y de Rusia, con 16. Después ya aparecen Kazajistan, Vietnam, con 12 y 11, respectivamente, y un listado de otros siete más, con cifras más residuales.

Balance nacional

En cambio, se formalizaron 38 adopciones nacionales. Antes de la llegada de la crisis, la situación era justo la inversa. Los padres que pensaban en recurrir a este sistema para tener hijos ponían su mirada en el extranjero. Sabían que podía ser un proceso costos y emocionalmente duro, pero al final menos largo que en España.

se formalizaron 38 pero en total se iniciaron 39. Ese fue el número de solicitudes de valoración de idoneidad registradas en la Administración del Principado. A lo largo del ejercicio 2017, se resolvieron un total de 20 -siete menos que en 2016- de las que 19 fueron favorable y solo una negativa. La lista de espera de padres estaba compuesta a finales de año, en concreto el 31 de diciembre, por 46 personas, lo que supone que se arrastran casos pendientes de ejercicios anteriores. La cifra es, además, ligeramente superior a la de justo 12 meses antes.

El programa de adopción de menores en familia ajena es un pilar importante. Este plan ofreció alternativas a 50 menores, de los que 15 fueron acogidos con una finalidad adoptativa. Es decir, que el acogimiento era solo un paso hacia una relación más estable..

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La adopción internacional cae a mínimos históricos