Otra vuelta de tuerca en el Colegio de Enfermería: una falsedad que no es ilegal

La asociación alternativa anuncia su sorpresa por el sobreseimiento del caso y anuncia la presentación de recursos

Protesta de los críticos con la junta del Colegio de Enfermería.Protesta de los críticos con la junta del Colegio de Enfermería
Protesta de los críticos con la junta del Colegio de Enfermería

Redacción

La intrincada batalla legal por la directiva del Colegio de Diplomados de Enfermería del Principado tiene un nuevo hilo legal del que tirar. La denuncia presentada por la Asociación de Enfermería de Asturias (AEA) contra el anterior presidente del colegio ya fallecido, Emilio Losa, y alguno de sus más cercanos colaboradores por falsedad documental ha sido sobreseída de manera provisional por el juzgado de instrucción número 4 de Oviedo. El colectivo anuncia ya un nuevo recurso ante lo sorprendente de los argumentos utilizados. En alguno de los casos, el fallo explica que los hechos han prescrito. En otro apartado, dice expresamente que ha podido producirse lo que denomina «una falsedad ideológica» que no considera punible o que ha confirmado una falsedad «sin trascendencia penal».

Los demandantes consideran que son unas «malas-buenas noticias». Malas por lo evidente: se ha sobreseído. Pero buenas porque, por primera vez, tienen un auto en el que un juez reconoce la existencia de una adulteración de documentos oficiales. «Se pide archivo y sobreseimiento provisional del procedimiento. Lo raro en todo esto es que efectivamente lo que hemos mostrado en el juzgado es verdad, pero la juez no le ve carácter penal. Sea como sea, recurriremos, lógicamente», ha explicado Marcos Lastra, presidente de la asociación.

El caso

Las denuncias contra Emilio Losa y el resto de la directiva han vivido multitud de capítulos. En concreto, la de esta denuncia tiene dos fechas claves, una de 2011 y otra de los años 2015 y 2016. 

La más antigua denuncia la falsificación del acta de un pleno de la junta de gobierno del Colegio, celebrado el 12 de febrero de 2011. Los opositores a Losa denunciaron que se había dejado constancia de que nueve miembros de la junta habían tomado posesión de sus cargos pero, en realidad, solo constaban las firmas de cuatro de ellas. El juzgado de instrucción no entra a valorar el contenido y se limita a decir que, dado el tiempo transcurrido, ha prescrito. 

Quedaba por ver los hechos acaecidos en 2015 y 2016, nuevamente en un proceso electoral interno. La asociación denunció una nueva falsedad documental esta vez de la propia candidatura. Tenían constancia de que en la lista encabezada por Losa y con Alfonso Román García López como vicepresidente había colegiados que no habían dado su consentimiento. Se trataba de José Luis Fonticiella Cerra y de Dolores Campoy Armero. Esta última incluso había rechazado expresamente ocupar algún puesto. El auto indica que no se falsificó su firma, porque no tuvieron que dejar su rúbrica en ningún documento. Como no se falsificó ninguna firma señala que es únicamente «una falsedad ideológica».

La segunda parte de la denuncia deriva del mismo proceso electoral, en concreto, del pleno del 16 de enero, en el que se celebra la toma de posesión de la junta. El acta recoge que Dolores Campoy Armero, que no quería saber nada con la junta, tomó posesión como vocal segunda, algo que no era verdad. En ese punto indica que tiene «una dudosa trascendencia penal».

Pedir disculpas

La Asociación de Enfermería de Asturias (AEA) recurrirá el sobreseimiento provisional pero cree que ya hay suficientes hechos probados para que las personas que han gestionado y gestionan el Colegio de Enfermería «comparezcan públicamente y pidan disculpas expresas por lo ocurrido». También les exigen que den un paso atrás y permitan que la Junta de Edad nombrada por el Consejo General pueda asumir la gestión y convocar las primeras elecciones transparentes en año. ¿Por qué piden esto? Pues porque la junta no acata esa directiva de edad nombrada desde Madrid para tratar de empezar a desmarañar el conflicto abierto que se está viviendo en Asturias.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

Otra vuelta de tuerca en el Colegio de Enfermería: una falsedad que no es ilegal