El karma de José Luis Alperi

José Luis Alperi
José Luis Alperi

Una de las entrevistas más buscadas en el Principado en las últimas semanas es la de José Luis Alperi, líder del SOMA y figura emergente dentro del socialismo asturiano que ha salido reforzado de sus crisis con UGT. Sin embargo, Alperi mantiene un perfil bajo, alejado de los focos, sin presumir de su aplastante victoria frente a MCA, y con una actitud muy diferente a la que solía lucir su predecesor, hoy a punto de sentarse en el banquillo de los acusados, José Ángel Fernández Villa. Este langreano ha conseguido mantener al sindicato dentro de UGT con todas las condiciones que había reclamado. Si alguien se toma el tiempo y la curiosidad de cotejar el documento de exigencias que Alperi y su equipo habían redactado y el que finalmente se aceptó -con el visto bueno de otro asturiano, el secretario general, Pepe Álvarez-, descubrirá que son prácticamente idénticos. Este triunfo y esa prudencia de la que está haciendo gala le han empujado como un fijo en todas las quinielas si el PSOE obtiene un buen resultado electoral el año que viene.   

Las razones y los sondeos de Foro

Foro ha decidido romper con el PP en el Congreso de los Diputados, tras unos años en el que el partido fundado por Cascos fue uno de los soportes en la aprobación de los presupuestos. La falta de concreción de las cuentas del PP y un proyecto de Alta Velocidad ferroviaria que de alta velocidad poco tiene está detrás de la medida. Pero también hay que tener en cuenta las últimas encuestas electorales, ahora que falta un año para los comicios de 2019. En ellas, el partido casquista sale mal parado, incluso en sondeos en Gijón, el principal baluarte y escaparate de Foro. La eclosión de Ciudadanos, que está absorbiendo respaldos del centro derecha y la derecha, es un nuevo rival, aunque no tenga candidatos sólidos: la marca Rivera funciona en este momento. La necesidad de desmarcarse de las políticas del Gobierno de Rajoy es un primer paso para recuperar la identidad perdida de un partido que corre el riesgo de desmoronarse dentro de un año.

Una negociación por los aires

Easyjet dejará de volar desde Asturias a Londres después del verano. Argumenta razones comerciales para la marcha: la aerolínea dice que echa cuentas y las cuentas no cuadran. La ruta angloasturiana está cubierta ahora también por Vueling e Iberia Express, ambas pertenecientes al grupo IAG y que llegaron a un acuerdo con el Principado hace dos años. Un acuerdo que se extingue (¿casualmente?) después del verano. La negociación de todas las partes (incluso Easyjet) para garantizar una línea Asturias-Londres va a tener mucha miga. Seguiremos informando. 

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

El karma de José Luis Alperi