Fomento limita la velocidad en el tramo León-Benavente por el pésimo estado del asfalto

El Gobierno central no ejecuta los 12 millones licitados hace nueve meses para la vía que une Asturias y Madrid. Los presupuestos de 2018 solo contemplan una inversión de 2,4 millones

Tramo de la autovía entre León y Benavente
Tramo de la autovía entre León y Benavente

Redacción

Lejos de mejorar, las conexiones entre Asturias y Madrid son cada vez peores. A los continuos problemas para la finalización de las obras del AVE -que sigue sin fecha de finalización- se suman los elevados precios de los vuelos y, a todo ello, el cada vez más deteriorado estado de la carretera en el tramo que une León y Benavente. El pésimo estado de la vía obligó al Gobierno de Rajoy a licitar obras por valor de 12 millones para una reforma integral del asfalto, pero nueves meses después, nada se sabe de esos trabajos. De hecho, el proyecto de presupuestos de 2018 solo contempla una inversión de 2,4 millones. El Ejecutivo central es consciente de las carencias del firme, pero lejos de adoptar soluciones definitivas, su única medida a corto plazo ha sido limitar la velocidad a 100 kilómetros por hora en algunos tramos de la zona. Casualidad o no, en parte de esos tramos hay radares fijos.

Los principales problemas de la vía se encuentran en el sentido hacía León. Ahí, la carretera está llena de baches, grietas y un firme en ruinas. Por ello, son muchos los conductores que optan por circular por el carril izquierdo, una práctica que sanciona la Dirección General de Tráfico (DGT). La multa por ese motivo puede alcanzar los 200 euros. La última decisión tomada por Fomento es la de limitar la velocidad a 100 kilómetros por hora en algunos tramos, una medida que no sirve para corregir una situación que pone en peligro a los más de 10.000 usuarios que que pasan por esa vía cada día.

Reforma integral

El Gobierno intenta bordear el problema de forma temporal sin acometer obras que supongan una solución definitiva. Y eso a pesar de que Fomento conoce perfectamente las necesidades de la autovía. De hecho, el pasado mes de julio de 2017 sacó a licitación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una reforma integral de la vía y reservó una partida de 11,9 millones. El ejecutivo planteaba en aquel momento la rehabilitación del firme de la calzada izquierda de la A-66 -en sentido León- entre los kilómetros 196, que marca el límite entre León y Zamora, y el 143, entre León capital y el inicio de la autopista de peaje AP-66.

Críticas

La dejadez del Gobierno de Rajoy no ha gustado a los usuarios de la vía ni a las asociaciones nacionales de conductores. Tampoco a los políticos. De hecho, el PSOE de Zamora tildó en su momento de «burla y agravio comparativo mayúsculos» del Gobierno de España hacia Zamora «la decisión de reparar la autovía A-66 solo en el tramo de la provincia de León», tal y como recogen los Presupuestos Generales del Estado para este año 2018. En concreto, se han consignado 2,4 millones de euros para este tramo, pero sólo en la parte que afecta a la provincia leonesa, tal y como recogen las inversiones por provincias.

La decisión no solo perjudica a Zamora, ya que ese tramo de la carretera condiciona el viaje de todos los usuarios que utilizan esa vía para viajar desde Asturias a Madrid.

Valora este artículo

14 votos
Comentarios

Fomento limita la velocidad en el tramo León-Benavente por el pésimo estado del asfalto