El Primero de Mayo asturiano calienta motores para una huelga general

20.000 personas reivindican en Langreo mejoras laborales y sociales. UGT critica con dureza la falta de acuerdo entre los partidos de izquierdas para desbancar al PP y los culpa de que la región se haya vuelto a quedar sin presupuesto


La Felguera

Asturias se ha movilizado este Primero de Mayo por un mejor empleo, por mayores salarios, por la igualdad entre hombres y mujeres y por unas pensiones dignas, todo ello bajo el lema «Tiempo de ganar», como rezaba la pancarta que encabezaba la manifestación que este martes se ha celebrado en Langreo entre las localidades de La Felguera y Sama. Justo detrás otra clamaba «Por Asturias» y 20.000 personas llegadas de diferentes puntos de la región a este municipio minero secundaban la convocatoria realizada por los sindicatos UGT y CC OO de Asturias. Así al frente de la manifestación se ponían los respectivos secretario generales, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, que advertían durante las intervenciones que tuvieron lugar en el parque de Sama «que si no se solucionan estos problemas, no vamos a parar» calentando así motores en esta jornada para «una huelga general» que no descartan convocar.

Las gaitas del Primero de Mayo Un grupo de gaiteros toca durante la concentración del Día del Trabajador celebrada en Langreo

Por lo pronto, el representante de CC OO ha dicho que este mes de mayo y el de junio serán «de movilización creciente y contundente sin descartar ningún escenario» porque ha recordado que históricamente los trabajadores han tenido que conquistar sus derechos asociándose, manifestándose y haciendo huelga. Para el secretario de UGT el problema que tiene España «se llama PP y Mariano Rajoy» porque es «el que recorta libertades». No obstante, aprovechando la presencia entre el público de los líderes regionales de PSOE, IU y Podemos, Javier Fernández Lanero ha criticado con dureza a los partidos políticos de izquierdas por no lograr ponerse de acuerdo para sacar al Partido Popular del Gobierno central o para dotar a nuestra comunidad autónoma de unos presupuestos. «Los trabajadores no nos merecemos estos partidos políticos de izquierdas. Tienen que ponerse de acuerdo, y si gobiernan queremos que gobiernen para los trabajadores», ha reclamado el secretario general de UGT de Asturias, que añadía que «por culpa de que los partidos políticos de izquierdas estamos condenando a Asturias a dos años sin presupuestos», rematando que «los intereses partidistas no pueden estar por encima de los intereses de los ciudadanos asturianos, porque detrás de unos presupuestos está el porvenir y el futuro de muchos ciudadanos y con la vida de los asturianos no se juega».

Ese fue el tirón de orejas para los de casa, pero el representante de UGT ha sido claro y conciso en su discurso lanzando al Gobierno de este país un enérgico mensaje de que «no vamos a consentir más recortes de derechos y libertades», además de reclamar «que se solucionen los problemas» existentes actualmente en cuanto a las pensiones, la brecha salarial, la violencia de género, que se derogue la reforma laboral y se mejoren los salarios. «Y hasta que no lo hagan, no vamos a parar», ha sentenciado Fernández Lanero, que levantaba una ovación entre los asistentes a la manifestación concentrados en el parque Dorado de Sama al decir que «ya está bien que este país crezca a consta de los trabajadores» que «han pagado con sus salarios y sus empleos una crisis que no han generado». Por eso, lanzó mensaje también para la patronal al reclamar «que nadie tenga que vivir con un sueldo de menos de 1.000 euros», por lo que ha instado «a desbloquear los convenios» aquí en Asturias de sectores como el del metal, el de la construcción, el de limpieza o el de la hostelería. Y es que ha reprochado que se lleve dos años sin subir los salarios en este país «mientras los directivos de las empresas del Ibex-35 suben sus salarios el 21%».

El secretario general de CC OO de Asturias, por su parte, ha sido especialmente crítico «con la avaricia de la patronal», a la que ha culpado de «la precariedad laboral» existente en España que genera que «12 personas de media a la semana se levanten en este país a trabajar y no vuelvan» a sus casas. «La patronal sigue anclada en el trabajar más y cobrar menos», pero José Manuel Zapico ha advertido que si no hay reparto entre los trabajadores de los 36.000 millones más que los empresarios lograron en 2017 «habrá conflicto» porque ha llegado el momento «de golpear juntos» por «más salarios, más derechos, más trabajo y más igualdad».

Zapico dedicaba sus primeras palabras al histórico Marcelino Camacho «por ser ejemplo de lucha» y el que enseñó a la clase obrera que «no nos regalan nada y que los derechos de los trabajadores se conquistan» en días como hoy, cuando precisamente se cumplen 40 años de la primera manifestación legal del Primero de Mayo en nuestro país, un país hoy en día «de vergüenza» porque ha recordado que en las últimas semanas ha tenido que salir a la calle para defender el sistema de pensiones o para defender a las mujeres «porque se las culpabiliza a ellas cuando denuncian una agresión».

El representante regional de CC OO ha reivindicado también que todos los asturianos que han tenido que emigrar de la región para buscarse un futuro «después del esfuerzo de las familias» para que pudieran formarse, puedan volver. «Todos tenemos gente más allá de Pajares y del Cantábrico después del esfuerzo personal para estudiar y de realizado por sus familias para ahorrar, después del esfuerzo colectivo para tener buenos centros de estudio. Los queremos aquí y ahora a nuestros emigrantes», ha señalado Zapico añadiendo que los sindicatos pelear «para poder vivir y trabajar en Asturias» porque en la actualidad «en Asturias el mundo del trabajo se define con tres palabras: paro, precariedad y pobreza», por lo que ha apostillado que «necesitamos un Gobierno regional que lidere los intereses de los asturianos y no se achique», y es que en la manifestación el Primero de Mayo también hubo palabras de los líderes de UGT y CC OO para criticar el escaso montante de las partidas destinadas por el Gobierno estatal para Asturias. Zapico ofreció un dato: «Asturias es la región europea con menos jóvenes menores de 30 años», y agregó que eso «debería ocupar al Gobierno y preocupar en la Junta General del Principado de Asturias».

Los líderes sindicales no obviaron que esta manifestación del Primero de Mayo se celebraba en un municipio minero y dedicaron palabras para reclamar una transición energética justa, «que no va a ser justa si no se tiene en cuenta a los trabajadores de los sectores afectados y a las comarcas afectadas», ha manifestado José Manuel Zapico, quien también ha reivindicado solidaridad internacional para acoger a los refugiados de guerra.

Su última reivindicación la hizo en asturiano, porque el mismo considera que «toca decir que el asturiano es un llingua y que la queremos oficial, porque cada un tien derechu a falar la llingua que-y paezca más gayaspera».

Crónica de la manifestación

El buen tiempo se aliaba este martes con los sindicatos convocantes de la edición número 40 de la manifestación del Primero de Mayo, una manifestación que llenaba las cafeterías de La Felguera desde primeras horas de la mañana de todos aquellos asistentes que decidían llegar con tiempo para organizarse sobre donde dejar los coches teniendo en cuenta que el final de la marcha iba a tener lugar en Sama. Miles de personas llegaban más justas de hora en los autobuses flotados por las uniones comarcales de los sindicatos. En total, la organización ha estimado que 20.000 personas han participado en esta convocatoria.

A las doce en punto del mediodía partía la manifestación de La Felguera con la presencia en la misma de numerosos representantes políticos de la izquierda asturiana, entre ellos el secretario general del PSOE, Adrián Barbón; el coordinador general de IU, Ramón Argüelles; o el portavoz de Podemos en la Junta General del PrincipadoEmilio León, además de otros diputados de estos partidos, alcaldes y concejales de distintos municipios de Asturias. En algo menos de una hora la cabeza de la manifestación llegaba al parque Dorado de Sama. La recibían los Gaiteros del Carbón tocando el «Santa Bárbara Béndita», himno minero que muchos de los asistentes se animaron a cantar. Hubo que esperar algo más de un cuarto de hora para que todos los participantes en la movilización llegaran al parque y se distribuyeran por el mismo con las pancartas antes de que el secretario de UGT y el de CC OO realizaran sus discursos que duraron algo menos de medio hora. De hecho, cuando la cabeza la manifestación había realizado la mitad del recorrido, aún estaban saliendo de La Felguera los últimos manifestantes.

El «Asturias patria querida» tocado por los Gaiteros de Carbón puso fin a esta movilización del Primero de Mayo dedicada a ganar igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

El Primero de Mayo asturiano calienta motores para una huelga general