Redaccion

La Biblioteca Nacional de España ha incorporado a sus archivos, abiertos al público, una serie de alrededor de 11.000 fotografías de la Guerra Civil con imágenes, muchas de ellas con fines propagandístiscos, de ambos bandos. En la colección de se aprecian numerosas instáneas de Asturias con fotografías de la entrada de las tropas nacionales en las cuencas mineras, trincheras en las cercanías de Oviedo, carros de combate en Infiesto y muchísimas imágenes de la destrucción y ruina de varias localidades, desde las alas al centro de la comunidad, a medida que avanzaba el frente.

Según detalló la Biblioteca Nacional en una nota de prensa, «muchas de estas imágenes fueron en su origen un arma propagandística, pero hoy mantienen un uso inestimable como fuente para acercarse a la realidad del conflicto y también para investigar la historia del fotoperiodismo. Corresponden principalmente a dos temas: escenas de retaguardia con la población civil como protagonista (vistas de ciudades bombardeadas, desfiles, actos políticos, escenas de evacuación, colonias escolares…) y la vida de los soldados en el frente (escenas de instrucción, descanso, aseo, alimentación…)».

Además también señalan que el fondo documental, que se digitaliza desde el año 1998,  se custodia en el Departamento de Bellas Artes y Cartografía. 

Oviedo a través de la ventana del tiempo

Luis Ordóñez

Tote Fernández recorre las distintas épocas de la capital asturiana con una cuenta con imágenes diarias en las redes sociales

Día a día, con precisión de coleccionista, Tote Fernández publica en redes sociales imágenes de la capital asturiana desde pasado del más reciente hasta el más remoto posible en la fotografía. Fruto de su recopilación de libros, postales y también poco a poco las que le envían sus seguidores, abre una ventana a través del tiempo para asomarse a las calles de los Oviedos ya extinguidos. Desde finales del siglo XIX hasta los primeros años 90, las fotografías comenzaron a compartirse en una página de Facebook, también un blog, y ahora una creciente cuenta en Twitter en la que la participación es más sencilla.  

Seguir leyendo

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Asturias 1937, la guerra cotidiana